El acuerdo comprende la entrega de becas por ¢60.000 mensuales

Por: Patricia Recio 19 agosto, 2013

El Ministerio de Trabajo y el Fondo Nacional de Becas (Fonabe) firmaron un convenio para que las personas menores de edad que están en riesgo de dejar sus estudios o que ya lo hicieron para dedicarse a trabajar, regresen a las aulas.

El MTSS Y Fonabe trabajan juntos a favor de los niños desde 1999 cuando nace el proyecto denominado “Niños y Niñas Adolescentes Trabajadores” (NNAT).
El MTSS Y Fonabe trabajan juntos a favor de los niños desde 1999 cuando nace el proyecto denominado “Niños y Niñas Adolescentes Trabajadores” (NNAT).

El acuerdo firmado este lunes por el ministro de Trabajo, Olman Segura y la Presidenta de la Junta Directiva de Fonabe, Sonia Calderón comprende la entrega de becas por ¢60.000 mensuales.

"Con este convenio se está institucionalizando el aporte que asigna el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, a través del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares para ayudar a la erradicación del trabajo infantil y a la reinserción de niños, niñas y adolescentes al sistema educativo. Es muy lamentable que, pese a la legislación existente, tengamos casos de menores de edad trabajando; a ellos son los que estamos atendiendo con estas becas, cuyo monto es de ¢60 mil, el aporte más alto que tiene Fonabe", explicó Segura.

Según los datos de las autoridades 7.000 mil niños y jóvenes que viven en condiciones de pobreza, pobreza extrema o vulnerabilidad, se han beneficiado con este aporte económico desde 1999.

La mayoría de pequeños que laboran, se desempeñan en campos como la construcción, agricultura, dependientes, trabajos domésticos entre otros.

Las regiones con mayor incidencia de trabajo infantil son la región Brunca (con las cifras más altas en el 2012) y actualmente la región del Pacífico Central.

Para optar por la beca, los menores de edad deben estar dispuestos a dejar el trabajo y no haber concluido la escuela o colegio.