Por: Gerardo Ruiz R. 9 octubre, 2015
Entre enero y setiembre de este año, 91 empleados del Poder Judicial sumaban más de 180 días de incapacitados. En todo ese tiempo recibieron el 100% de su remuneración gracias a una licencia. | JORGE CASTILLO
Entre enero y setiembre de este año, 91 empleados del Poder Judicial sumaban más de 180 días de incapacitados. En todo ese tiempo recibieron el 100% de su remuneración gracias a una licencia. | JORGE CASTILLO

Cuando finalizó el 2014, el Poder Judicial había pagado ¢7.162 millones en licencias con goce de salario por incapacidad por enfermedad.

Ese gasto fue equivalente a un 2% del presupuesto total de esa institución para el 2014, por un total de ¢352.236 millones.

Los ¢7.162 millones cubrieron el pago de 151.487 días de incapacidad, según datos que proporcionó a La Nación la oficina de prensa del Poder Judicial.

Más para incapacidades. Para tener una idea de la proporción de ese gasto, con los recursos que la Corte destinó en el 2014 al pago de licencias con goce de salario por enfermedad, casi habría financiado el Programa de Atención y Protección de Víctimas y Testigos, al que se le asignaron el año pasado ¢7.328 millones, (2,08% del plan de gastos). Y le hubiera sobrado para subsidiar la operación de los tribunales de tránsito, que devengaron un presupuesto de ¢6.477 millones (1,84% del presupuesto total).

Durante el 2014, los servidores de la Corte tramitaron un total de 11.393 boletas de incapacidad, de acuerdo con un informe que remitió a la Corte Plena (compuesta por todos los magistrados) la Dirección de Tecnología de la Información, el 18 de junio del 2015.

Pesado rubro. Durante el año en curso, hasta el 21 de setiembre, los trabajadores judiciales habían gozado de 112.055 días de incapacidad, producto del trámite de 2.659 boletas, al 15 de mayo.

El costo de esas licencias con goce de sueldo fue de ¢5.423 millones para la Corte.

Por solicitud de este diario, el Poder Judicial informó de que entre el 1.° de enero y el 21 de setiembre del 2015, 91 empleados disfrutaron de licencias con goce del 100% del salario, por más de 180 días de incapacidad.

También se consultó cuánto pagó el año pasado y en lo que va del 2015 por concepto de contratación de funcionarios interinos para sustituir a empleados con licencia de incapacidad.

No obstante, la oficina de prensa alegó que necesita más tiempo para contestar, pues requiere realizar un análisis caso por caso para determinar cuántas personas fueron sustituidas.

¿Contención del gasto? El Poder Judicial indicó que está la Comisión de Incapacidades que coordina Carlos Montero, miembro del Consejo Superior.

Su función es analizar los casos concretos de trabajadores judiciales que presentan incapacidades de manera frecuente y por tiempos prolongados.

Esos casos, informó la oficina de prensa, se remiten al Departamento de Medicina Legal, para su análisis. En este departamento se determina si la condición del trabajador le permite o no realizar las labores del puesto que ocupa, con el objetivo de contener el gasto en licencias con goce de salario por incapacidad.

Pese a la existencia de esa comisión, entre el 2012 y el 2014 se incrementó la cantidad de días de incapacidad que pagó la Corte, según se desprende de los datos enviados a este diario.