Sindicatos piden alzas entre 2,43% y 4,07%

Por: Sofía Chinchilla C. 17 octubre

La mejoría en la productividad del país se reconocerá en los ajustes salariales de los trabajadores del sector privado.

En el aumento de los sueldos mínimos para el 2018, además del costo de la vida, se contemplará un segundo rubro que será de entre el 20% y el 50% del crecimiento que haya tenido el Producto Interno Bruto (PIB) en los últimos tres años, según una escala que debe respetar el Consejo Nacional de Salarios.

Ese es uno de los cambios que se introdujeron en 2016 a la metodología con la que se determinan los ajustes salariales del sector privado. En esa ocasión, cuando se estableció el alza para el 2017, el incremento fue de 1,14%. Esa cifra se compuso de un un 0,65% correspondiente al aumento en el costo de la vida, más un 0,49% por productividad del país.

La metodología de cálculo vigente es una versión actualizada de un sistema que se introdujo en el 2011. Antes de ese año, los ajustes salariales no contemplaban que los trabajadores percibieran un aumento en su salario como retribución por la mejoría en la productividad del país.

El Consejo Nacional de Salarios sesionó este martes para iniciar la discusión sobre el ajuste salarial para el 2018 de los empleados del sector privado.
El Consejo Nacional de Salarios sesionó este martes para iniciar la discusión sobre el ajuste salarial para el 2018 de los empleados del sector privado.

"Esto quiere decir que se está incrementando el salario real de los trabajadores, porque con el componente de costo de vida lo que hacemos es mantener el poder adquisitivo, al hacer un ajuste adicional por productividad lo que estoy haciendo es aumentar el salario real de los trabajadores", explicó Frank Cerdas, representante del sector empleador en el Consejo.

El porcentaje de aumento por productividad tiene rangos preestablecidos. El mínimo (20%) se otorgaría si el PIB crece menos de un 20%, mientras que el más alto se asignaría si el PIB creciera un 6% o más.

Para Dennis Cabezas, representante de los sindicatos en el Consejo Nacional de Salarios, esa escala es una de las características más favorables del modelo de ajuste salarial vigente.

"El logro que tuvimos en meter el indicador del PIB es un esfuerzo que se ha valorado poco (...) pero yo le aseguro que en el mundo no conozco otra experiencia igual a esta, que al trabajador se le reconozca algo de la riqueza que produce (...) Usted podrá decir que seguro eso son ¢10 ¢20, pero a mí lo que me importa es que el trabajador gane un poco más", manifestó Cabezas.

Otro de los cambios que se introdujo el año pasado es que el alza que se decrete regirá para todo el año y no para un semestre, como ocurría antes en el sector y como aún se hace con los empleados públicos.

El Consejo Nacional de Salarios inició este martes la discusión sobre el ajuste salarial para el sector privado del 2018. Tras una breve sesión en la que Cerdas explicó la nueva metodología, los gremios presentaron sus solicitudes de ajuste.

El Bloque Unitario Sindical y Social (Bussco) pide un ajuste de 2,43%, mientras que el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Pública y Privada (Sitepp) pide un 4% y las centrales sindicales un 4,07%.

Los representantes de los patronos tendrán su audiencia este martes a las 4.15 p. m., y el Gobierno el próximo lunes, a la misma hora.