Asegura que organización le pagó seguridad sin que él lo supiera

Por: Ángela Ávalos 29 julio, 2015
Albino Vargas (izq.) asegura que supo de los guardaespaldas este lunes, cuando los vio a su lado en la marcha. | MAYELA LÓPEZ
Albino Vargas (izq.) asegura que supo de los guardaespaldas este lunes, cuando los vio a su lado en la marcha. | MAYELA LÓPEZ

La marcha de trabajadores del lunes 27 de julio fue la primera vez –y será la última– en que Albino Vargas Barrantes, secretario general de la ANEP, apareció acompañado de guardaespaldas. Al menos, eso es lo que aseguró el sindicalista de 59 años.

Dijo que le preocupa que se trata de un servicio oneroso para la organización y que, además, no está dispuesto a cambiar su estilo de vida a pesar de las intimidaciones.

Según Vargas, ha recibido varias amenazas de muerte a través de redes sociales.

En un mensaje en Facebook, una persona, quien se hace apellidar Mucio, advirtió: “Dígale a esa rata de Albino Vargas que tiene sus días contados”.

Otro individuo, supuestamente de apellido Seas, escribió en el muro de la página Ya no más Recope: “¿Por qué no matan a ese mae?”.

Los dos casos ya fueron denunciados ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

De esta forma justificó su aparición rodeado de varios guardaespaldas –tres o cuatro, no supo precisar–, en la marcha .

Según dijo el dirigente a La Nación , la medida, acordada por la Junta Directiva Nacional de la ANEP, lo sorprendió. Él no sabía que le habían contratado protección personal para ese día y lo atribuye al aumento del riesgo, debido a la concentración masiva.

“El principal sorprendido fui yo cuando ayer (lunes 27 de julio para los lectores) vi a esas personas alrededor mío, a esos señores”, manifestó.

El dirigente dijo no poder precisar cuánto le costó esto a la organización. Ese dato lo sabrá – según dijo– en la reunión prevista para el viernes.

“La organización paga. Esta es una organización muy seria y sólida. (Son) gastos de la marcha”, afirmó.

Albino Vargas dirige la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) hace más de dos décadas.

Vida normal. “A esta altura de mi vida, ¿qué le puedo decir? Yo no voy a dejar de escribir, de defender las cosas en que yo creo.

”No es Albino Vargas; esto es un movimiento de muchas personas y organizaciones, y creo que seguramente las ideas que uno defiende son tan fuertes que puede haber gente que cree que matándolo a uno se acaba”, expresó el dirigente.

El sindicalista aseguró que lleva varios años recibiendo amenazas, a las que no les da importancia. “Yo soy una persona que llega muy temprano a trabajar, entre 6 a. m. y 6:30 a. m., y me he encontrado cartulinas con zapatos viejos, diciendo: ‘Te vas a morir’, y llenas de insultos.

”Yo nunca les he dado importancia a esas cosas. Los supersticiosos dicen que son intentos de hacerte maleficios”, dijo.

“Yo no voy a cambiar mi estilo de vida, seguiré viajando en taxi, viajando en bus, viviendo en Alajuelita… Eso es lo que yo voy a seguir haciendo”, concluyó.

No tengo por qué cambiar (...) Usted puede tener cinco guardaespaldas y desde el techo del edificio del frente, algún francotirador te puede matar. Tener guardaespaldas no te garantiza absolutamente nada", dijo.

Etiquetado como: