Informe del Estado de la Nación destaca que familias son protagonistas de 370.000 emprendimientos

Por: Irene Vizcaíno, Sofía Chinchilla C. 8 noviembre, 2016

Desde el pequeño negocio de repostería hasta la venta en la calle son actividades económicas que se generan desde los hogares costarricenses y representan, en este momento, el 28% del empleo del país.

Se trata de 371.191 emprendimientos que surgieron en su mayoría (46%) por la necesidad generar ingresos para sostener a las familias. En otros casos, el motor fue la aparición de una buena oportunidad (38,5%) y los menos se realizan por mantener un negocio de tradición (15,3%).

Este es uno de los temas abordados por el Vigésimosegundo Informe Estado de la Nación, presentado este martes por el Programa Estado de la Nación.

Según el documento, son las actividades por necesidad las que se caracterizan por una mayor equidad por sexo; además trabajan por cuenta propia, sin ayudantes y se desarrollan en el sector de servicios y comercio con alta informalidad (84%), razón por la cual difícilmente hay algún tipo de apoyo financiero o de instituciones.

Entre tanto, en los emprendimientos por oportunidad hay un claro dominio masculino, pues en un 70% de los casos hay un hombre al frente del negocio, quien además tiene formación universitariaen uno de cada tres casos.

Darwin Romero, de 26 años, es cocinero de profesión. Él trabajó en varios restaurantes en San José; pero, desde el último año, labora en la informalidad vendiendo helados. El INEC determinó que en Costa Rica había 929.000 trabajadores informales al primer trimestre. | ALBERT MARÍN
Darwin Romero, de 26 años, es cocinero de profesión. Él trabajó en varios restaurantes en San José; pero, desde el último año, labora en la informalidad vendiendo helados. El INEC determinó que en Costa Rica había 929.000 trabajadores informales al primer trimestre. | ALBERT MARÍN

Sin embargo, es mayor aún la presencia de hombres que dirigen las actividades que se realizan por tradición (90%), aunque estos con apenas educación primario. Una condición relevante es que están distribuidos de manera muy igualitaria en la zona urbana y la zona rural, con un 46% y 54%, respectivamente.

"Lo que vemos es que el 70% de etos emprendimientos son bastante informales, solo el 30% son casi formales y en parte se explica por el bajo perfil educativo que tienen muchos de estos emprendedores", dijo Natalia Morales, una de las investigadoras.

Los tres grupos se inclinan por actividades de servicios (43%), mientras que al comercio se dedica un 22% de los emprendimientos. Más pequeño es el grupo con actividades agrícolas (17,2%) y aún más pequeño el que se dedica a algún producto industrial (16,9%).

Aunque representan el 28% del empleo del país es casi el que único de los emprendedores, pues solo el 15,2% del total de las actividades trabajan con ayudantes y solo un 10,3% son empleadores formales.

Aparte de este tema, el Informe aborda aspectos de la inversión social municipal, la concentración de la tierra en el sector agrícola y la evasión de impuestos justificada en la insatisfacción por los servicios públicos.

Los análisis se presenta en cuatro capítulos: social, económico, ambiental y político "que examinan los principalmentes acontecimientos del año 2015 e inicios del 2016". Como cada año, adicionalmente, se desarrolla un tema especial que esta vez se dedicó a las consecuencias y la naturaleza del descontento ciudadano.

La presentación oficial se llevará a cabo a las 4 p. m. en el edificio Franklin Chang Díaz, del Consejo Nacional de Rectores (Conare), en Rohrmoser, San José.