Considera segmento de servicio pospago en competencia efectiva, lo que eliminaría cualquier restricción a fijación de precios por parte de operadoras

Por: Juan Fernando Lara 16 agosto
El uso de aplicaciones para ver el estado del tránsito, como Waze, es una de las experiencias donde más se resiente en estos días la velocidad de acceso a Internet móvil por la saturación de las redes de los operadores y, al mismo tiempo, es una de las ocasiones de mayor uso de Internet durante las horas pico del día.
El uso de aplicaciones para ver el estado del tránsito, como Waze, es una de las experiencias donde más se resiente en estos días la velocidad de acceso a Internet móvil por la saturación de las redes de los operadores y, al mismo tiempo, es una de las ocasiones de mayor uso de Internet durante las horas pico del día.

San José.

Las tarifas del servicio de telefonía e Internet móvil quedarían sin ninguna regulación, en caso de prosperar una iniciativa que dio a conocer este miércoles la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

La llamada "Propuesta de definición de los mercados relevantes asociados a los servicios móviles, análisis del grado de competencia, determinación de los operadores y proveedores importantes en dichos mercados e imposición de obligaciones", fue publicada en el sitio oficial de Sutel, mediante oficio 05971-SUTEL-DGM-2017.

Actualmente, por ejemplo, el minuto para clientes pospago cuesta ¢30 sin impuesto de ventas, mientras que para los de prepago va de ¢34 a ¢40 (ya incluye el impuesto de ventas), según el plan de consumo. La tarifa por transferencia de datos sin el impuesto de ventas es de ¢0,0076 por kilobit transferido.

De estos mercados, sin embargo, el que más pesa para los operadores es el de clientes pospago, por generación de ingresos.

Si la propuesta se consolida, al declararse el segmento de líneas pospago en competencia efectiva, se permitiría a las operadoras cobrar la descarga del servicio de Internet móvil sin topes tarifarios y sin restricciones, como las que establece la política de uso justo.

Esta política supone que los usuarios pospago (en prepago no se aplica) hoy tienen límites en su consumo de datos de forma que, consumida cierta cuota de datos impuesta por su proveedor, este puede reducir unilateralmente su velocidad de acceso a la red móvil hasta el siguiente período de facturación.

De la espera a la inmediatez.
De la espera a la inmediatez.

Todos los operadores en el mercado costarricense aplican esta forma de control, supuestamente para prevenir la saturación de la red.

Sin tarifa plana

Una implicación de la propuesta de Sutel es que los proveedores ahora quedarían libres de cobrar, en pospago, el servicio de Internet móvil con tarifa plana (según velocidad de acceso al servicio) o cobrarla según el volumen de datos consumidos, pero sin fijar topes en razón de la llamada "política de uso justo".

De esta forma, según sea el poder adquisitivo y costumbres de cada cliente, los operadores podrían cobrar los datos móviles manteniendo la misma velocidad de acceso, siempre y cuando el usuario pague todo el volumen de datos que facture por mes.

La propuesta de la Sutel, publicada este miércoles en el diario oficial La Gaceta, llega después de que la Sala Constitucional le ordenara realizar cambios provisionales en la política de uso justo. Para hacerlo, le dio plazo de un mes, pero este corre a partir de la notificación del fallo, que aún no se ha dado.

Según los magistrados, de no cumplir en ese tiempo, deberá suspender la medida que rebaja la velocidad de acceso a los usuarios.

Mercado en competencia

Sutel hizo la propuesta al considerar que hoy existen suficientes indicios para concluir que ninguna empresa de telefonía celular tiene ventajas tecnológicas especiales o condiciones para influir en el precio de los servicios, es decir, que hay un mercado en competencia.

La entidad incluso afirma que este cambio regulatorio "beneficiará directamente al usuario con nuevos planes, paquetes, bonos, promociones o descuentos".

El documento asegura que los precios efectivos de los servicios de llamadas y datos han disminuido. Cita, por ejemplo, que en el 2016 el costo de las llamadas prepago era un 60% menor que el tope tarifario vigente, mientras que el precio de los datos era un 45% inferior al tope tarifario vigente.

Se evidencia, añade el análisis de Sutel, "una caída del 19% en el precio efectivo promedio pagado por los usuarios por el consumo de datos móviles entre los años 2014 y 2016, mientras que el precio efectivo promedio de las llamadas disminuyó un 17% entre los años 2010 y 2016".

En diciembre pasado, la Sutel ya había declarado en competencia efectiva los mercados de servicios de Internet fija, telefonía internacional, roaming internacional y tránsito de telecomunicaciones (conexión de dos operadores por medio de la red de un tercero).

El ingreso total asociado a la red móvil (voz, mensajería clásica y datos) fue de ¢533.000 millones en el 2016 frente a ¢314.500 millones en el 2012; 69% más en el negocio a lo largo de cuatro años indica el último reporte de estadísticas del sector.

El ingreso en pospago ha ido aumentando de 43% del mercado en el 2014, a 52% en el 2015 y 55% el año anterior. Prepago, en cambio, decreció de 57% del mercado en el 2014 a 48% en el 2015 y 45% el año pasado.

Al analizar la distribución de las suscripciones, en cinco años la empresa Telefónica (marca Movistar) es el operador que ha generado más clientes pospago, pasando de 4% en el 2012 a 11% en el 2016.

La mexicana América Móvil (marca Claro), entre tanto, aumentó su clientela en esa modalidad al pasar de 12% a 21% del mercado entre esos años. Mientras, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y su marca Kölbi bajó su ingreso de 84% a 68% en el mismo periodo.

La propuesta de Sutel fue puesta en revisión de la ciudadanía por un plazo de 15 días. Concluido ese período, el Consejo Directivo de la entidad analizará las observaciones recibidas e integrará cualquiera que sea relevante antes de oficializar la declaratoria de competencia efectiva con la publicación en La Gaceta.

Monserrath Solano Carboni, defensora de los Habitantes informó de que estudia la propuesta.

"En la Defensoría de los Habitantes ya estamos estudiando este planteamiento de la Sutel y, sobre todo, las eventuales implicaciones que esto podría traer a los usuarios de telefonía móvil en Costa Rica", apuntó Solano.

Jose Pablo Rivera, gerente de Regulación de Movistar, calificó la propuesta como "un paso en la dirección correcta" al señalar que los mercados móviles requieren flexibilidad para poder adaptarse a las necesidades de los clientes en lo que llamó "un mercado cada vez más dinámico, más orientado a datos, con mayores capacidades para los clientes y siempre asequible".

"Siempre hemos estado convencidos que operamos en un mercado demandante y competitivo y en ese sentido, los usuarios tienen que entender que los precios no están a los bajos niveles actuales por la regulación sino justamente por esa presión competitiva y eso no hará sino consolidarse mediante más ofertas y más flexibilidad", aseguró.

Andrés Oviedo, gerente regulatorio de Claro Costa Rica, también señaló que el mercado de telecomunicaciones móviles se halla en competencia efectiva.

"Las operadoras han realizado fuertes inversiones en el país, muchas de las cuales se dirigen a preparar las redes de telecomunicaciones y atender el creciente consumo de datos en Costa Rica. Una regulación tarifaria rígida en este mercado limita las posibilidades de los operadores para ofrecer productos diferenciados y brindar mayores servicios de valor agregado a sus clientes", recalcó.

La declaratoria, opinó, permitiría mayor flexibilidad comercial al fomentar la innovación de nuevos productos y servicios que, afirma, hoy se ven limitadas por la existencia de una regulación que "no solamente es obsoleta, sino que obliga a los operadores a ofrecer los mismos planes".

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) declinó referirse al tema.

Etiquetado como: