Los sindicalistas reclaman daños ambientales en el humedal Cariari ocasionados por la empresa Meco

Por: Diego Bosque 2 junio, 2014
El Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) mantiene bloqueada la entrada a la ruta 257 y alegan daños ambientales.
El Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) mantiene bloqueada la entrada a la ruta 257 y alegan daños ambientales.

El Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) mantiene bloqueada la entrada a la ruta 257, la cual está en construcción y servirá de acceso a la terminal de contenedores en Moín.

Se trata de la apertura de una trocha de 2,8 km, que permitirá el paso de la maquinaria al sitio donde el gigante holandés APM Terminals hará el puerto con un muelle de 1.500 metros y cinco puestos de atraque. Para ello, contratará a unos 1.000 trabajadores.

El proyecto ha enfrentado una férrea oposición del sindicato de trabajadores de Japdeva, que opera los muelles estatales en Limón. No obstante, ya un tribunal avaló la vía de $6,5 millones que enlazará la ruta 32 con Moín.

Los sindicalistas reclaman daños ambientales en el humedal Cariari ocasionados por la empresa Meco, encargada de la obra.

Según un comunicado de prensa enviado por esa organización de trabajadores, ya agotaron las vías legales y por eso están tomando este tipo de medidas.

"Esto nos obliga a recurrir a otros recursos para hacer valer nuestros derechos a vivir en un ambiente sano, a proteger los recursos naturales que nos garantizan una vida digna", reza el comunicado.

El Sindicato está exigiendo que se presenten autoridades del Ministerio de Ambiente y Energía a la zona para deponer el movimiento de protesta.

"Pretendemos que las autoridades ambientales visiten la zona y vean el daño ambiental que se está ocasionando", dijo Carlos Brenes, fiscal de Sintrajap.

"Además, estamos pidiendo que Setena vuelva a revisar el Estudio de Impacto Ambiental de la nueva Terminal de Contenedores de Moín", agregó Brenes.

La manifestación está afectando el paso por la ruta 32.