Falta de presupuesto se debe a déficit de ¢1.200 millones que arrastra la institución

 9 diciembre, 2015

Los 275 empleados del Sistema Nacional de Radio y Televisión (Sinart) son los únicos funcionarios públicos que no han recibido el aguinaldo, aseguró Germán Vargas, jerarca de esa entidad.

La falta de pago se debe al déficit de ¢1.200 que el Sinart arrastra este año.

Para cumplir la obligación con los trabajadores, la institución urge que los diputados aprueben el presupuesto extraordinario 2016, el cual se encuentra en discusión en la Asamblea Legislatva.

De allí saldrían ¢200 millones para el pago de aguinaldo.

La emisora perteneciente al Sinart Radio Nacional 101.5 FM presentó esta noche de forma oficial su relanzamiento al público.
La emisora perteneciente al Sinart Radio Nacional 101.5 FM presentó esta noche de forma oficial su relanzamiento al público.

"Tuvimos que haber pagado los aguinaldos el 1 de diciembre, nosostros somos la única institución del Estado que no ha pagado el aguinaldo en este momento", dijo Vargas.

El plan 'b' del Sinart es acudir a alguna institución autónoma del Estado y pedir que les adelante dinero por concepto de pauta publicitaria del próximo año.

"Aquí (Sinart) hay gente con pensión alimentaria que nos vienen a preguntar qué hacen, porque les cobran las cosas y nosotros no les hemos pagado el aguinaldo", agregó el jerarca.

La carencia presupuestaria del Sinart se debe a que el Gobierno solo trasladó ¢1.000 millones para la operación del año 2015, pero se necesitan ¢3.500 millones anuales.

Esta situación se suma a la baja publicitaria que ha enfrentado el medio de comunicación en los últimos 12 meses.

Traslado. Adicional al pago de aguinaldos, el Sinart solicita la aprobación de ¢600 millones del presupuesto extraordinario para ejecutar el traslado de torres de telecomunicaciones del volcán Irazú.

El plan es moverlos a los cerros de Cedral, al sur de San José, para evitar el riesgo de deslizamiento que existe en ese macizo.

Desde enero, el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) detectó una grieta en el Irazú que ha ido creciendo.

Varios medios de comunicación se han visto obligados a mover sus transmisores para reducir el riesgo de perderlos.