Gran demanda obligó ayer a Incofer a habilitar más carreras y poner más vagones

Por: Amy Ross 28 enero, 2013

Tanto atesora sus recuerdos de viaje en tren cuando era niña que Yolanda Zúñiga no pudo dejar pasar la oportunidad de compartir la experiencia con sus nietas.

Ayer, a primera hora, la vecina de San Diego, La Unión, reunió a las niñas de 7, 10 y 11 años y se las llevó a la estación de Tres Ríos para regalarles un recorrido ida y vuelta a San José, y ojalá, alguna memorias también.

“Muy pequeña, mamá me llevaba en tren a Puntarenas y yo quería que mis nietas vivieran lo que viví. Es maravilloso el paisaje y me trae muchos recuerdos”, relató la mujer de 52 años.

Al igual que Zúñiga, cientos de familias aprovecharon, ayer, el servicio especial habilitado por el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), para estrenar parte de la nueva vía a Cartago, previo a su inauguración oficial.

Durante el recorrido, los pasajeros interactuaron con animadores; compraron comidas tradicionales como pan casero, empanadas y gallos de pollo; y hasta disfrutaron de un carnaval con comparsa. También se rifó un tren de juguete y se vendieron fotos antiguas.

Quienes se concentraron en ver por la ventana, apreciaron el rico contraste de los paisajes de ese tramo, desde los cafetales verdes hasta los vastos asentamientos y residenciales lujosos.

Aunque solo se habían programado cuatro carreras de siete vagones, la operadora Transportes Ferroviarios Costarricenses (Transfeco) tuvo que hacer más recorridos con más vagones para hacerle frente a la alta demanda.

“Hemos tenido una excelente respuesta e incluso tuvimos que dejar algunos pasajeros y aumentar a cinco viajes”, explicó Édgar Quesada, asistente administrativo de Transfeco.

Incluso, se permitió el abordaje de personas en la Estación del Atlántico, en San José.

El paseo completo tiene un costo de ¢1.000 y se realizará nuevamente los próximos sábado y domingo a las 10 a. m., 12 m., 2 p. m. y, finalmente, a las 4 p. m.

Si se mantiene la alta demanda, podría extenderse a otros fines de semana en febrero.