Por: Patricia Recio 21 agosto, 2014

Los arreglos de la vía del tren hacia Alajuela estarán concluidos este mismo año, aunque la habilitación del servicio quedará para el 2015.

El anuncio fue hecho por el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) ayer, mediante un comunicado de prensa.

Según el documento, ya se alcanzó la meta de conectar San Joaquín, en el cantón de Flores, con Heredia.

Además, ya fue instalado el puente sobre el río Burío, uno de los dos que hay que colocar para este proyecto.

Con estos avances, las reparaciones de la línea férrea están a 2,8 kilómetros de llegar hasta el sector de INVU-Las Cañas, en Alajuela, donde concluiría la ruta del tren a esa ciudad.

Los trabajos que se realizan implican la colocación de cerca de 18.000 durmientes nuevos de concreto, además del reemplazo de unos 11 kilómetros de rieles, informó el Incofer en abril, cuando comenzó la obra.

Antes hubo que quitar zacate, tierra, asfalto y concreto de la línea del tren en desuso.

Guillermo Santana, presidente ejecutivo del Instituto a partir de mayo, dijo que tanto el servicio del ferrocarril a Alajuela como la ampliación del de Cartago hasta la basílica de Los Ángeles quedarán para el 2015.

Su intención es tener primero los resultados de una auditoría externa de la institución, así como un estudio de la demanda que habría en los nuevos recorridos.

La colocación de durmientes comenzó en abril. | ALONSO TENORIO/ARCHIVO
La colocación de durmientes comenzó en abril. | ALONSO TENORIO/ARCHIVO

Es por esa misma razón que, según Santana, aún no se realizan las gestiones para adquirir nuevas locomotoras para llevar a Alajuela. Las autoridades anteriores estimaban que se necesitarían seis.