Grupo lleva pancartas con mensajes y críticas al AyA, Ministerio de Salud y CCSS

Por: Carlos Eduardo Vargas 9 abril, 2014

Un grupo de unas 400 personas de Bagaces iniciaron a las 7:30 a. m. de este miércoles una manifestación a favor de que se solucione el problema de agua contaminada con arsénico que vive este cantón junto con otros poblados de Cañas y San Carlos.

El movimiento inició en el parque de Bagaces, en Guanacaste.

Los manifestantes, la mayoría con camisetas blancas, tienen pancartas con mensajes sobre el problema que enfrentan y con críticas a lo que ellos llaman una lenta acción de las autoridades de Acueductos y Alcantarillados (AyA), del Ministerio de Salud y de la Caja Costarricense de Seguro Social.

Escolares, colegiales y vecinos en general participan en la marcha que continúa hacia la carretera Interamericana y luego se trasladará por las calles del centro de Bagaces.

Los organizadores indicaron que la actividad es una marcha por la vida y por eso llamaron al orden y a la manifestación pacífica.

"Queremos decirle al país y al Gobierno que aparte de que nos están envenenando con el agua, nos la están cobrando como potable", dijo Minor Picado, de La Voz del Pueblo de Bagaces, grupo que ha sido el abanderado en esa lucha.

Cerca de 400 vecinos de Bagaces participan en una marcha que inició a las 7:30 a. m. de este miércoles en el parque del cantón. Ellos piden que se les solucione el problema de agua contaminada con arsénico.
Cerca de 400 vecinos de Bagaces participan en una marcha que inició a las 7:30 a. m. de este miércoles en el parque del cantón. Ellos piden que se les solucione el problema de agua contaminada con arsénico.

Por su parte, el alcalde de Bagaces, Luis Rojas, hizo un llamado a que las acciones del Gobierno sean más expeditas.

"El AyA ya está trabajando en la solución con un proyecto de nuevo acueducto, pero lo hacen de manera muy lenta y con poca información directa al pueblo, todos queremos que esto se solucione rápido", dijo el alcalde.

Los vecinos también se quejan de que recientes mediciones en laboratorios privados indicaron que la presencia de arsénico en el agua del acueducto de Bagaces es de 13 microgramos de arsénico por litro de agua, pero que según el AyA y sus mediciones en el Laboratorio Nacional de Aguas no superan los 10 microgramos que es el máximo permitido en Costa Rica que adoptó la norma recomendada por la Organización Mundial de Salud.

De momento no se reporta ningún problema de orden público. La Fuerza Pública tiene presencia reforzada de vigilancia en el lugar.

En declaraciones pasadas, Luis Carlos Vargas, director de Investigación y Desarrollo del AyA, explicó que luego de varios estudios, se determinó que el origen del químico es geológico y no es producto de actividades humanas.

Vargas añadió que la solución más cercana es dejar de usar los pozos contaminados y buscar otros nuevos que estén limpios, otras opciones incluyen usar tecnología para limpiar el agua; empero, su uso implicaría un aumento en las tarifas.