Entidad admite que debe desatender algunas funciones para cubrir otras

Por: Diego Bosque 27 abril, 2015

“Digamos que yo estoy en hora pico regulando el paso de los vehículos en una rotonda. Pueden pasar hasta 100 carros con placa restringida a la par mía que no puedo hacer absolutamente nada. No puedo dejar de regular por hacer partes”.

El relato de un oficial de tránsito que prefirió no identificarse, ratifica la escasez de oficiales en la Policía de Tránsito.

Actualmente, este cuerpo policial tiene 763 oficiales, los cuales deben repartirse la vigilancia de 5.000 km de rutas nacionales y 42.000 km de vías cantonales, en tres turnos.

Oficiales requeridos por función
Oficiales requeridos por función

De acuerdo con un informe del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), cada 16 horas un conductor mata a una persona en las calles de nuestro país.

El faltante de tráficos obliga al Tránsito a desatender algunas funciones por asumir otras.

Por ejemplo, durante las horas pico (de 6:30 a. m. a 8:30 a. m. y de 3:30 p. m. a 7:00 p. m.) los oficiales tienen la orden de dedicarse a agilizar el tránsito en rotondas e intersecciones.

No obstante, si sucede un accidente, los efectivos deben dejar el control vehicular e ir a atender la colisión. Solo en San José ocurren 4.400 choques por mes. Para cumplir con todas sus funciones al mismo tiempo, la Dirección de Tránsito requiere contratar a 1.161 policías.

Los datos se desprenden de un estudio del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

Esta evaluación toma en cuenta el personal disponible frente a la cantidad de servicios, puntos de regulación y eventos especiales que cubre la Policía cada año.

El análisis –coordinado por el ingeniero industrial Rodolfo Manjarrés– reconoce que los conductores conocen el faltante de tráficos y se aprovechan para violar la ley de tránsito.

La Policía de Tránsito pueden sancionar a los conductores que reduzcan la velocidad para observar un accidente u otro evento.
La Policía de Tránsito pueden sancionar a los conductores que reduzcan la velocidad para observar un accidente u otro evento.

“Hacemos operativos de regulación o hacemos operativos de control. Con el personal que tenemos, es imposible hacer los dos tipos de operativos al mismo tiempo”, manifestó Mario Avilés, oficial mayor del MOPT.

Para agravar el panorama, la planilla de la Policía de Tránsito ha decrecido desde el año 2000 en un 30%.

Las bajas se deben a tráficos que se han pensionado y cuyas plazas no se han repuesto.

Riesgos. Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito, dijo que trabajar en estas condiciones hace vulnerable al oficial.

“La poca gente que tenemos nos lleva a poner, en ocasiones, solos a los policías y no en parejas, como debería ser.

En la actualidad la Policía de Tránsito tiene 763 oficiales, pero deberían ser un total de 1.703.
En la actualidad la Policía de Tránsito tiene 763 oficiales, pero deberían ser un total de 1.703.

”Lo otro que nos pasa es que en algunos sitios tiene que haber hasta cinco oficiales para una doble vía o un carril extra y, por las limitaciones, enviamos menos”, explicó Calderón.

Hace dos semanas, un conductor atropelló a un policía motorizado mientras guiaba vehículos entre Santo Domingo y Tibás.

En ese punto se necesitan cinco policías para hacer un carril extra en las mañanas. Sin embargo, solo se envía a cuatro.

En el cruce de Hacienda Vieja (autopista Florencio del Castillo) se colocaron marcas de pintura amarilla y un cono en los espacios donde debería estar un oficial para paliar las carencias.

Etiquetado como: