También se sancionó a quienes llevan menores de cinco años en motocicletas

Por: Patricia Recio 23 septiembre, 2015
La normativa aclara aspectos como el espacio en donde se debe colocar la silla en el asiento del carro y la forma en que deben quedar los cinturones. | LUIS NAVARRO.
La normativa aclara aspectos como el espacio en donde se debe colocar la silla en el asiento del carro y la forma en que deben quedar los cinturones. | LUIS NAVARRO.

542 conductores recibieron una multa de ¢207.088 por llevar niños sin los adecuados dispositivos de seguridad en sus vehículos.

Las cifras reflejan que en los primeros ocho meses del año se multó, en promedio, a dos conductores diarios por esta infracción, quienes además acumularon cuatro puntos en su licencia.

En ese mismo período, también se sancionó a 44 choferes de moto que llevaban menores de cinco años, pese a que eso está prohibido. La multa es la misma que por llevar niños sin sillas.

La subdirectora de la Policía de Tránsito, Sonia Monge, aseguró que es lamentable que cuando a estas personas se les detiene, buscan justificaciones como que las sillas son muy caras o que se trataba de un viaje corto.

"Una persona instintivamente, en un choque, busca protegerse con los brazos, por lo que soltará al niño de inmediato. Según datos que se encuentran fácilmente en Internet, un niño de 25 kg, en un choque a una velocidad relativamente baja de 50 km/h, multiplica por 40 veces su peso al ser expulsado; es decir, sale como una bala humana de una tonelada. Un choque a 40 km/h es como caer de un cuarto piso. No querer entender esto es simple irresponsabilidad y falta de amor a los suyos", afirmó Monge.

Desde el 2014 rige un reglamento que establece las condiciones y los tipos de dispositivos adecuados según la estatura, peso y edad de los menores.

De acuerdo con los datos del tránsito, durante los primeros ocho meses del año también se multó a 3.236 conductores por no utilizar el cinturón o permitir que sus acompañantes no lo usen.

La subdirectora de Tránsito además recordó que la Ley de Tránsito vigente no hace distinción entre quienes viajan adelante o atrás del vehículo, sino que establece que todos los ocupantes deben usar el cinturón.

La sanción por no utilizar este dispositivo es de ¢103.544.

A este mismo monto se exponen quienes utilizan el celular mientras conducen. Según Tránsito 1.532 personas fueron castigadas por esta infracción.