Modificación legal impone sanciones de más de ¢300.000 por exceso de ruido o gases

 21 julio
Oficiales de tránsito le advirtieron al motociclista Luis Diego Torres que su moto hace más ruido del permitido, con lo cual podrían hacerle una multa de ¢306.000 con la reforma a la ley. Se salvó que el operativo realizado este viernes en la capital es de prevención.
Oficiales de tránsito le advirtieron al motociclista Luis Diego Torres que su moto hace más ruido del permitido, con lo cual podrían hacerle una multa de ¢306.000 con la reforma a la ley. Se salvó que el operativo realizado este viernes en la capital es de prevención.

Si quiere salvarse de una multa de más de ¢300.000 por el ruido que hace su motocicleta, Luis Diego Torres deberá ir este mismo viernes a cambiar la mufla.

El joven, vecino de Aserrí, fue uno de los primeros sorprendidos por los oficiales de Tránsito, quienes la mañana de este viernes se instalaron en la avenida segunda de San José para realizar un operativo de advertencia, luego de que el lunes entrara a regir una reforma en la ley.

Los oficiales encontraron decenas de vehículos mal estacionados. Ahora, ellos pueden hacer la multa aunque no esté presente el chofer, también retirar placas.
Los oficiales encontraron decenas de vehículos mal estacionados. Ahora, ellos pueden hacer la multa aunque no esté presente el chofer, también retirar placas.

Por ejemplo, en el caso de Torres, el ruido de la moto resultó estar dos decibeles arriba de los permitidos, situación por la cual sería merecedor de una sanción de ¢306.550 y se quedaría sin las placas. Sin embargo, lo salvó el hecho de que se trata de una acción preventiva de los oficiales.

"Dicen que está un poco alta (de ruido), pero se pasó dos decibeles, me parece injusto, pero por dicha es preventivo. Me parece bien (el operativo), así no nos agarran. Si mañana me agarran es un parte como de ¢350.000, tengo que ir a cambiar mufla desde hoy... es más barato", manifestó el motociclista.

Según el oficial Rafael Eduardo Mejía, la ley es clara y la van a aplicar al pie de la letra. Así, una moto como la de Torres, de 250 centímetros cúbicos (cc) no se puede pasar de 94 decibeles, pues ya de 94,1 incurre en falta y se le sanciona con la multa y retiro de placas. Una de mayor cilindraje sería de 96 decibeles.

Oficiales de tránsito sorprendieron este viernes a conductores en la avenida segunda de San José, con un operativo para advertirlos de los cambios en la ley que les da nuevas potestades.
Oficiales de tránsito sorprendieron este viernes a conductores en la avenida segunda de San José, con un operativo para advertirlos de los cambios en la ley que les da nuevas potestades.

"En los vehículos livianos el máximo permitido es 90 decibeles (db), los de carga 92 db", precisó Mejía.

Otro que ya fue advertido fue un mensajero que circulaba pese a no estar al día con el pago de marchamo. Luego del susto de verse sorprendido por los oficiales, aseguró que iba directo adonde el patrón para que pagara la obligación pendiente.

Mario Calderón, director de Tránsito, informó de que la intención es realizar operativos de este tipo en todo el país, para recordarle a los conductores de motos, carros o camiones, su obligación de tener los vehículos como la ley exige.

El funcionario resaltó que ahora cuentan con 20 nuevos sonómetros (para medir niveles de ruido), los cuales serán distribuidos en todas las delegaciones del país y serán un complemento para hacer cumplir las nuevas regulaciones.

"Viene a darnos una herramienta para fortalecer lo que es el ambiente sonoro que debe prevalecer para la salud pública, para el mismo usuario de la motocicleta y para la demás personas que transitamos por las vías", dijo.

Entre las novedades de la ley también está la multa para quienes se nieguen a someterse a la prueba de alcohol, o para los conductores que no porten la licencia correspondiente al vehículo en que circulan, así como la sanción por mal estacionamiento, incluso en ausencia del chofer.

Un motociclista se quedó a pie, pues conducía este vehículo de alto cilindraje sin la licencia correspondiente. Él solo portaba una A2, que es para conducir motos más pequeñas.
Un motociclista se quedó a pie, pues conducía este vehículo de alto cilindraje sin la licencia correspondiente. Él solo portaba una A2, que es para conducir motos más pequeñas.

Precisamente, los oficiales ejecutaron este mismo viernes la ley en lo que respecta a las infracciones antes mencionadas. Un conductor a bordo de una motocicleta de alto cilindraje pero sin la licencia adecuada se quedó a pie, mientras que gran cantidad de vehículos mal estacionados sobre la avenida segunda quedaron sin placas y con un parte en el parabrisas.

Al final del operativo, 23 vehículos quedaron sin placas, dos motocicletas fueron decomisadas y se levantaron 47 partes.

Reglas para la prueba de alcoholemia
Reglas para la prueba de alcoholemia