Autoridades apoyan reforma de ley para agilizar remate de chatarra

Por: Diego Bosque 21 octubre, 2015

“Hace tres viernes íbamos a tener un operativo a nivel nacional, pero se me ocurrió hacer un cálculo de cuántos vehículos íbamos a detener esa noche y nos dio como 80 o 90 autos ¿ Dónde los íbamos a meter si no hay campo en los depósitos? Tuvimos que cancelar la acción”.

Con este ejemplo describe Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito, la falta de espacio en los depósitos para automotores decomisados.

Con base en datos entregados por el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), en los 13 patios disponibles, hay 30.000 unidades detenidas.

Algunos de esos carros tienen más de 30 años esperando a que sus dueños los reclamen, el Estado los remate o se donen como chatarra a alguna institución pública o de bien social.

Según Calderón, la principal consecuencia de suspender operativos es que se aumenta el riesgo de accidentes, ya que mediante estas acciones se hacen controles de velocidad y se saca de circulación a conductores ebrios.

La escasez de campo en los patios también limita a los oficiales de tránsito a retirar con grúa los carros parqueados junto a hidrantes, sobre líneas amarillas o frente a entradas de hospitales.

Incluso, en ocasiones los tráficos se ven obligados a cargar, por varios días, los automóviles decomisados en las plataformas de las grúas, mientras se desahogan los predios.

German Valverde, director ejecutivo del Cosevi, reconoció que la Administración está atada de manos para descongestionar los depósitos porque los procedimientos para deshacerse de los vehículos son excesivamente largos y burocráticos.

El funcionario explicó que la legislación actual solo les permite rematar automotores aptos para circular, lo cual es un obstáculo, pues la mayoría de los carros, motocicletas y bicicletas en posesión de Cosevi son chatarra.

La ley autoriza al Consejo a regalar la chatarra. No obstante, el procedimiento para ejecutar los donativos es bastante largo.

El año anterior se donaron 400 autos a diferentes escuelas y asociaciones religiosas.

Además, la entidad tiene listas para donar, en las próximas semanas, 125 motocicletas y 175 automóviles.

infografia
Para remediar el problema, el Cosevi espera estrenar el próximo año tres depósitos en Cañas, Guanacaste; La Guácima y Orotina, Alajuela.

“Se está tratando de conseguir más patios para resolver el tema a corto plazo, pero tenemos claro que a largo plazo eso no es una solución viable ni efectiva”, expresó Valverde.

Otro factor, según el jerarca, que imposibilita abrir espacio en los patios es la falta de personal para aligerar los procesos de remate y donación.

El departamento que se hace cargo de estos trámites en el Consejo de Seguridad Vial lo conforman cinco personas.

Contenedores. La Dirección de Tránsito está utilizando, desde hace algunos meses, contenedores decomisados por la Policía de Control de Drogas (PCD) para almacenar motocicletas como una medida paliativa.

En los últimos seis meses, se han transferido a Tránsito 80 contenedores para este fin.

Cientos de motos apiladas entre la maleza congestionan el depósito de vehículos de Pavas. Este es uno de los 13 patios que debe desalojar el Cosevi. | MELISSA FERNÁNDEZ.
Cientos de motos apiladas entre la maleza congestionan el depósito de vehículos de Pavas. Este es uno de los 13 patios que debe desalojar el Cosevi. | MELISSA FERNÁNDEZ.

Otra de las acciones tomadas para alivianar la carga de los depósitos fue la firma, en abril de 2013, de un decreto que les permite a los oficiales de tránsito retirar las placas del vehículo infractor, en vez de detenerlo.

Meses atrás, Carlos Segnini, ministro de Transportes, asignó cinco abogados para apresurar el desalojo de los depósitos.

Estas personas están dedicadas, de forma exclusiva, a revisar qué autos pueden ser rematados o devueltos a sus propietarios.

Por ejemplo, el plantel de Pavas contiene 4.228 motocicletas y 391 bicicletas.

Solución. En la Asamblea Legislativa se promueve una reforma a la ley de tránsito que habilitaría al Cosevi a rematar chatarra.

“Lo que buscamos es que la ley nos permita hacer remates directos de cualquier cosa (carros aptos para circular y chatarra), la intención es quitarnos de encima los trámites que hacen lenta la donación de las unidades como desinscribir autos y pedir eliminación de gravámenes”, agregó Valverde.

La posesión de estos automóviles en manos del Estado implica pagar todos los meses oficiales de seguridad para evitar robos.

También debe designarse un presupuesto para fumigaciones para evitar criaderos de dengue.

En varias oportunidades, el Ministerio de Salud ha girado órdenes sanitarias contra el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, el Cosevi y la Dirección de Tránsito, a causa de las condiciones de los lotes.