Por: Carlos Arguedas C. 4 octubre, 2013

Tenía un chaleco reflectante, por lo que a la distancia parecía ser un tráfico, pero al verlo en ropa particular, la pregunta fue: ¿usted es de la Policía del Tránsito?

Róger Romero es taxista y controló el tráfico más de una hora.
Róger Romero es taxista y controló el tráfico más de una hora.

“No, soy taxista. Es que me vine para acá y pensé que podría colaborar en agilizar el tránsito. Estar haciendo esto es mucha responsabilidad porque si ocurre un choque ... imagínese”.

Era Róger Romero Calvo, un improvisado “tráfico” que se ubicó en el cruce donde ingresan los vehículos que vienen de Hatillo 8 para ingresar a la radial que une La Aurora con Alajuelita y La Sabana, en San José.

Este cruce se encontraba saturado, pero Romero dirigía los vehículos con buen criterio. No utilizaba pito, ni estaba armado. Solo sus manos para orientar a los conductores. “Ellos me hacen caso y me respetan porque yo los respeto. En esto hay que ser inteligente”, dijo.

Romero dijo que llegó al cruce a eso de las 7 a. m. y se marchó poco antes de las 8 a. m. “Me voy porque tengo que llevar a mi esposa a una cita médica. No sé cuando vuelva a hacer lo mismo, pero si voy por algún sitio y veo que hay una presa y puedo ayudar, con todo gusto lo haré”.

Etiquetado como: