Excavaron zanjas de un metro y destruyeron parte de la vegetación

 20 mayo, 2014

Los Chiles, Alajuela. Canales o zanjas de poco más de un metro de profundidad, movimientos de tierra en dos kilómetros de extensión continuos y el secado de un área de unos 1.000 metros de longitud por ocho de ancho son parte de las irregularidades que la Policía de Fronteras descubrió anteayer en un humedal, situado en el poblado de Las Brisas, un kilómetro al sur de la zona limítrofe con Nicaragua.

El humedal, que está protegido, se ubica a escasos dos kilómetros de la margen derecha del río Frío, confirmó la Policía.

Un oficial de la Policía de Fronteras realizó ayer una inspección por el humedal afectado. | CARLOS HERNÁNDEZ
Un oficial de la Policía de Fronteras realizó ayer una inspección por el humedal afectado. | CARLOS HERNÁNDEZ

“Una llamada anónima nos alertó de que algo anormal sucedía, lo cual corroboramos en el terreno”, afirmó Diego Alvarado, jefe local de la Policía de Fronteras.

“A lo largo de los dos kilómetros construyeron una especie de taludes de siete metros, arrasando con la vegetación”, agregó Alvarado.

En su opinión, parece evidente que la intención es secar el humedal para, supuestamente, destinar las tierras a actividades agrícolas.

La patrulla policial no encontró, en la inspección inicial del domingo, maquinaria pesada, pero sí las marcas de las orugas de una draga o equipo similar.

Ayer, a mucha distancia, otra patrulla notó una retroexcavadora, cuyo operario, al descubrir la presencia de las autoridades, escapó con rumbo desconocido. La irregularidad del terreno de humedales impide caminar con rapidez.

Hace un mes. La Fuerza Pública estima que los trabajos, que se ejecutan al margen de la ley, se iniciaron alrededor de hace un mes.

“El informante anónimo dijo que, a mediados de abril, vio entrar equipo pesado, pero que fue hasta la semana pasada cuando descubrió la excavación de zanjas”, precisó Alvarado, quien ayer entregó en la sede local del Minae, un primer informe sobre lo que ocurre.

Una copia del documento también fue enviado al Tribunal Ambiental y a la Fiscalía de Delitos Ambientales.

“Al Minae y esos otros entes públicos corresponderá hacer la investigación para tratar de identificar a los autores de los hechos que son graves”, comentó Alvarado.

Un humedal es una zona de tierras, generalmente planas, cuya superficie se inunda de manera permanente o intermitentemente.

Además de su valor ecológico, los humedales cumplen importantes funciones climáticas, previniendo inundaciones, estabilizando la línea costera, recargando los acuíferos subterráneos y garantizando las condiciones locales, como lluvias y temperatura.