Ministerio recibió denuncia el 28 de febrero y ya abrió una investigación

Por: Mercedes Agüero 18 mayo, 2012
 La planilla de Racsa es actualmente de 452 empleados, de los cuales 62 son vendedores de los servicios de información 1155 y de servicios empresariales. El resto es personal administrativo y técnico. | ARCHIVO
La planilla de Racsa es actualmente de 452 empleados, de los cuales 62 son vendedores de los servicios de información 1155 y de servicios empresariales. El resto es personal administrativo y técnico. | ARCHIVO

El Ministerio de Trabajo indaga a Radiográfica Costarricense (Racsa) por cambios hechos en el sistema para pagar comisiones a sus agentes de ventas.

La denuncia fue promovida por un grupo de empleados el 28 de febrero, aunque en forma anónima por temor a represalias.

La oficina de prensa del Ministerio confirmó ayer a La Nación que la queja fue recibida y está en etapa de inspección. Incluso, ya se hizo una primera visita a la empresa para conocer de primera mano lo denunciado por los trabajadores.

Los empleados se quejaron de que en forma unilateral la empresa modificó el sistema de cálculo de las comisiones que reciben por ventas, reduciendo el monto a la mitad. Asimismo, alegan que con base en las nuevas condiciones se les calcularon otros extremos laborales como las vacaciones.

Al respecto, Mario Zaragoza, vocero de prensa de Radiográfica, manifestó que no han sido notificados oficialmente, pero sí conocen de la denuncia ante el Ministerio.

Explicó que la empresa, por procedimiento y estrategia comercial, cada tres meses varía la metodología de pago de comisiones a los vendedores, en busca de mayores niveles de eficiencia y rentabilidad.

“Efectivamente, el año pasado, pero siempre acorde al estatuto de personal y a los contratos, que es norma en la relación entre empresa y trabajadores, se variaron las metodologías, pero dentro de un concepto de estrategia empresarial”, manifestó Zaragoza.

De acuerdo con el vocero, los contratos de trabajo con los empleados establecen que las condiciones se revisarán trimestralmente y se ajustarán a las necesidades de la empresa en ese momento.

En la actualidad, la planilla de Racsa, empresa subsidiaria del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), es de 452 empleados. De estos, 46 son vendedores del servicio de información conocido como 1155 (guía telefónica) y otros 16 son agentes de ventas de servicios empresariales.

Radiográfica empezó en octubre del 2010 un plan para remover a los empleados en forma voluntaria, y así poder contratar personal calificado para enfrentar la competencia en telecomunicaciones. En aquel momento la empresa tenía una planilla de 317 empleados.

De acuerdo con Zaragoza, las metas de ventas de la empresa van bien y se cumplieron los objetivos en parte gracias a la metodología.

Consultado si fue por la reducción de las comisiones, lo negó.

“Una cosa es que se cambie la metodología y otra que se recorten las comisiones, y no se han recortado. Más bien, algunos vendedores por cumplimiento de metas ganaban más”, aseveró.

Zaragoza también negó que la empresa recorte el pago de horas extras u otros beneficios.

La subsidiaria enfrenta una grave crisis que ha obligado al ICE a inyectarle recursos.