Por: Mercedes Agüero 30 diciembre, 2012
 El parque eólico Tejona genera casi durante todo el año. | CARLOS GONZÁLEZ.
El parque eólico Tejona genera casi durante todo el año. | CARLOS GONZÁLEZ.

Famoso por sus vientos, el cantón guanacasteco de Tilarán se ha convertido en un imán para los molinos de viento para generación de energía eléctrica.

Jovel Arias, alcalde municipal, manifestó que por las condiciones del viento hay muchos inversionistas interesados en desarrollar plantas eólicas.

En la actualidad, en el cantón existen cuatro plantas privadas más el parque eólico Tejona del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). Todos están operando comercialmente.

Para el año que se avecina está previsto que se inicie la construcción del proyecto Chiripa.

En camino también está el parque eólico Tilawind, el cual ya cuenta con el estudio de impacto ambiental aprobado.

“Tenemos tres proyectos más: uno en Tierras Morenas, otro camino a Quebrada Grande –que se llaman Mandela I y Mandela II–, el cual será desarrollado por la constructora H Solís. Esa misma empresa instalará las plantas Líbano I y Líbano II, estos últimos en estudios”, dijo el alcalde.

Agregó que en este momento el único impedimento es que el ICE se niegue a abrir más espacio a este tipo de electricidad.

“Por otro lado, este tipo de proyectos no deja de ser un atractivo para el turista. Hacia ahí vamos”, agregó el funcionario.

Para complementar estos planes, la Municipalidad de Tilarán pretende instalar en su territorio una zona franca.

De acuerdo con Arias, hay un consorcio español-alemán interesado en instalarse en ese cantón y que se dedica a desarrollar una tecnología para producir energía a partir del viento, pero no con torres, sino con paneles. “Ellos ya han hecho las pruebas y quieren instalarse en Costa Rica, y específicamente en Tilarán”, expresó.