Warner Rojas adelantó la caminata porque saldrá el miércoles a escalar la cumbre más alta de Perú

 11 julio, 2014

El escalador nacional Warner Rojas, quien el 25 de mayo del 2012 dejó en la cumbre del Everest la bandera de Costa Rica y la imagen de la Virgen de los Ángeles, llegó este viernes a los pies de la Patrona de Costa Rica, como lo ha hecho en los últimos 28 años, para agradecerle su intercesión y cuidarlo en las montañas más altas del planeta.

Rojas, de 42 años, salió de La Sabana a las 10 a. m. y llegó a la Basílica a las 3 p. m. en un recorrido de meditación que hizo solo y que adelantó debido a que el martes próximo sale hacia Perú, donde escalará las cumbres más altas de ese país sudamericano.

Afirmó que este viernes a su paso por el Ochomogo lo recibió un aguacero que le refrescó la caminata.

Rojas a su llegada esta tarde a la Basílica de los Ángeles. Tras estar con a La Negrita se reunió con un grupo de montañistas de Cartago llamado Nido de Halcón.
Rojas a su llegada esta tarde a la Basílica de los Ángeles. Tras estar con a La Negrita se reunió con un grupo de montañistas de Cartago llamado Nido de Halcón.

"Es una forma de agradecer a la Virgen y al creador por la protección y favores que me otorgan día tras día y sobre todo tener muy buena salud. Le agradecí por cuidar a mi familia durante las ausencias, por mi esposa y mis tres hijos, Laurens de cinco años, Leonel de tres y Elena, de 10 meses", afirmó.

Dijo que regresará al país el 3 de agosto y espera hacer una nueva romería, pero a través de las montañas y con un grupo de montañistas el 9 de mayo.

Entre los riscos que le esperan en Perú están el Maparaju, de 5.300 metros; el Nevado del Pisco, de 5.700; y el Huascarán, de 6.758, que es el más alto de esa nación.