Por: Diego Bosque 3 noviembre, 2016

Los estudios de calidad del servicio de buses del año 2015 serán revisados por el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR).

Estas evaluaciones deben hacerlas los autobuseros cada año, pues son un requisito para la renovación de las concesiones en el 2021 y también son usadas para fijar las tarifas.

La Junta Directiva del Consejo de Transporte Público (CTP) aprobó un convenio para que ese centro universitario ejecute la validación de los informes entregados por los empresarios en enero anterior, y así verificar si los resultados proporcionados por las compañías son veraces.

Según el CTP, en el 2015, 282 (68%) de los 411 operadores de rutas presentaron los estudios.

El acuerdo con el ITCR, por ¢260 millones, consta en el acta de Junta Directiva del pasado 12 de octubre. El Instituto tendrá tres meses, a partir de la orden de inicio, para certificar los resultados de 400 rutas.

La información fue confirmada por Zidia Cerdas, directora jurídica del Consejo.

La funcionaria explicó que el texto del convenio fue redactado desde enero, pero varias acciones administrativas e inconstitucionales presentadas por los buseros contra los mecanismos de inspección, mantuvieron paralizadas las gestiones sobre este tema.

Cerdas también añadió que la orden de inicio se podría dar en unas dos semanas.

“Se espera que sea lo más pronto posible, que sea la otra semana o la siguiente, pero no podría precisar una fecha, ya que faltan unos trámites”, concluyó la vocera.

El trabajo de campo lo realizarán 90 personas que aportará el ITCR, según se desprende del convenio.

Semanas atrás, el CTP informó a los concesionarios de que los análisis del presente año deberán hacerlos consultores certificados por el Ente Costarricense de Acreditación (ECA), lo cual provocó el malestar de un sector de los transportistas que considera que la elección debe ser libre.

Etiquetado como: