Conflicto legal en Gas Zeta aún afecta distribución para la mitad de consumidores del país

Por: Irela Fornaguera 7 mayo, 2015
Taxistas saturan la estación de servicio Tournón, en barrio Tournón, debido a la crisis de abastecimiento del gas licuado de petróleo.
Taxistas saturan la estación de servicio Tournón, en barrio Tournón, debido a la crisis de abastecimiento del gas licuado de petróleo.

Unos 70 taxistas hacen fila en la estación de servicio Tournón, en barrio Tournón, San José, para llenar sus tanques de gas licuado de petróleo (GLP), debido a la escasez del carburante a lo largo del país.

Los efectos son cada día peores; desde hace ya dos semanas el servicio público se ha estado prestando de manera irregular, debido a un conflicto de pareja entre los propietarios de Gas Zeta, la principal compañía distribuidora en Costa Rica. Esa gasera cubre al 72% del mercado, por lo que está dejando sin el combustible a la mitad de consumidores nacionales.

El cisterna de Gas Tomza, empresa encargada del 28% del mercado, llegó a cargar el tanque de 1.000 litros de la estación Tournón alrededor de las 9 a.m. Según Rodrigo Bedoya, administrador del establecimiento, el carburante está a muy poco de acabarse y no hay garantía de que la gasera los cubra una vez más, por hoy.

"Aunque esta no es la empresa afectada por el conflicto legal, la distribución en general se ha visto afectada.Esto va acumulándose, el gas nos duraba siete horas la semana pasada y ahora nos está durando tres o cuatro. El camión cisterna no pasó por dos días y ahora no da garantía de que nos vaya a cargar más. El problema es que no podemos llamar a otra gasera, porque solo llenan los tanques las empresas propietarias", declaró.

Mientras tanto, los taxistas le reclaman por el desabastecimiento y se pelean entre ellos por un campo en la fila del establecimiento. El 8% del gas licuado que se comercializa en el país es utilizado por vehículos.

Fernando Molina, vecino de Pavas, lleva 35 años de conducir un taxi y nunca había sufrido por falta de gas licuado; el único combustible que funciona con su vehículo. Según dijo, la fila de vehículos es visible en varias gasolineras cercanas.

"Desde ayer en la noche no había gas en ninguna bomba, he pasado por varias y no es posible, llevo una hora haciendo fila aquí. No podemos seguir teniendo más pérdidas, llevo día y medio sin poder trabajar ", dijo Molina, de 54 años.

Sergio Villareal, vecino de Desamparados tiene 21 años de ser taxista y ocho de usar gas licuado en su vehículo. Él comentó que fue una voz en la frecuencia de radio la que le avisó que en esa estación aún había gas disponible.

"Llevo ocho años en esto y hasta ahora tengo problemas con el gas. Siempre lo cargo en 10 minutos, pero estamos tardando una hora en fila y esas son horas de trabajo que se pierden. Esto es un monopolio y eso es un problema, todo esto por un lío familiar", declaró.

Por su parte, la compañía Gas Zeta lleva dos días esperando a que la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) llene algunos de sus tanques cisternas, lo cual está frenado por el conflicto legal que continúa en proceso.

Etiquetado como: