Gobierno reitera que no es posible bloquear el uso de aplicación en el país

Por: Diego Bosque 2 febrero, 2016

La protesta de más de ocho horas que protagonizó este lunes la Unión de Taxistas Costarricenses (UTC) contra el sistema de transporte Uber dejó pocos frutos para la “fuerza roja”.

Los transportistas finalizaron la jornada de manifestación sin conseguir que el Gobierno acepte bloquear el uso de la aplicación para teléfonos celulares en el país. Tampoco lograron que los jerarcas de Transporte endurezcan los controles contra este tipo de servicio.

Rubén Vargas, presidente de la UTC, anunció ante la prensa que el Gobierno les prometió, durante una reunión en Casa Presidencial, crear “un sistema” para sancionar a los conductores de Uber.

“Un ejemplo, nosotros tenemos compañeros en la parada de Plaza Lincoln. Estamos solicitando que en las afueras haya autoridades de Tránsito y que los compañeros (taxistas) que tienen la aplicación avisen si está entrando o saliendo un vehículo de Uber”, dijo Vargas.

No obstante, esa versión fue desmentida por Sebastián Urbina, viceministro de Transportes, y Luis Paulino Mora, viceministro de la Presidencia.

Urbina comentó que no se les ofreció ninguna estrategia policial contra Uber.

“Eso no es cierto, en ningún momento estamos diciendo que hay una estrategia particular para actuar en contra de Uber”, expresó Urbina.

El funcionario agregó que tampoco se comprometieron a dar tiempo hasta diciembre para que los taxistas renueven la flotilla, cuya vida útil ya expiró.

Bloqueos. El movimiento del gremio en los alrededores de Casa Presidencial, en Zapote, provocó congestionamiento vial desde temprano en sitios como San Pedro de Montes de Oca y la vía de Circunvalación.

Por varios minutos, cerraron el paso en Circunvalación, lo cual generó roces con conductores y hasta con otros taxistas que no se unieron a la protesta.

La UTC aseguró que el próximo lunes harán otra protesta.

Etiquetado como: