Nuevos precios regirán a partir de su publicación en La Gaceta, la próxima semana

Por: Irela Fornaguera 20 febrero, 2015
Los ciudadanos deberán recortar sus gastos energéticos para evitar, desde enero, un aumento en los recibos de la luz. El alza responderá, según la Aresep, a una disminución en el nivel de lluvias y a la necesidad del ICE de compensar esa carencia con la quema de combustible fósil para generación. | ALBERT MARÍN
Los ciudadanos deberán recortar sus gastos energéticos para evitar, desde enero, un aumento en los recibos de la luz. El alza responderá, según la Aresep, a una disminución en el nivel de lluvias y a la necesidad del ICE de compensar esa carencia con la quema de combustible fósil para generación. | ALBERT MARÍN

Las tarifas eléctricas para los abonados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) subirán un 9% a partir de la próxima semana.

Es decir, una familia promedio -que consume 200 kilovatios hora (kWh) al mes- pagará ¢1.628 adicionales. Su recibo pasará de ¢16.600 a ¢18.228, pues cada kWh será ¢8,14 más costoso que ahora.

Así lo informó esta tarde la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), y recordó que los nuevos precios entrarán en vigencia una vez publicados en el diario oficial La Gaceta  , en el transcurso de la próxima semana.

La tarifa eléctrica del ICE y de las demás compañías distribuidoras está compuesta por dos rubros: el primero corresponde a los costos operativos y de mantenimiento de la empresa, y el segundo se refiere a los gastos por compra de carburantes para generación (el Costo Variable del Combustible -CVC-).

La Aresep comunicó esta tarde de la aprobación del aumento del 11% para el ICE; sin embargo, ese porcentaje se aplicará  únicamente sobre el componente de costos operativos y de mantenimiento del Instituto. Es por ese motivo que, en este caso, la tarifa total que pagan los abonados solo se impactará en un 9%.

El del 11%, sin embargo, no fue el aumento que solicitó del ICE. En octubre pasado, la entidad solicitó el alza del 13,2% sobre el rubro de costos operativos, confiándose en que el CVC (que se aplicará automáticamente desde el 1.° de abril, según la metodología) traerá rebajas en lugar de aumentos.

A mediados del año pasado, Carlos Obregón, presidente ejecutivo del ICE, prometió junto con el mandatario Luis Guillermo Solís que las tarifas eléctricas de la población se mantendrían estables por 18 meses. Entonces, Obregón se comprometió a que el kWh del ICE no superaría los ¢91.

Con este ajuste, el kilovatio hora quedará en ¢91,14.