13 junio, 2014
La factura por luz llegaría más alta a partir del próximo mes. | ARCHIVO
La factura por luz llegaría más alta a partir del próximo mes. | ARCHIVO

Un aumento de hasta 16% en las tarifas eléctricas podría impactar el bolsillo de los hogares costarricenses a partir de julio.

Esto, si se aprueba la más reciente propuesta de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), para el tercer trimestre del año, con la que se busca contrarrestar la crisis generada por la falta de lluvias. La solicitud está en proceso de consulta pública.

El monto del aumento variaría según el distribuidor. Sería de 16% para los clientes del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y de 15% para los de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL). Los usuarios de la Junta Administrativa de Servicios Eléctricos de Cartago (Jasec) y de la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) pagarían un 12% más.

Una familia que recibe el servicio del ICE y consume 200 kilovatios hora (kWh) paga hoy ¢17.400 de factura eléctrica. De aprobarse el ajuste, debería desembolsar ¢20.184 por ese mismo consumo.

Para hacer los cálculos, la Aresep incluyó el gasto de combustibles para generación, la diferencia entre ingresos estimados y gastos reales del primer trimestre (¢45,6 millones) y el rezago tarifario del 2012, que suma ¢11.000 millones.

El intendente de Energía de la Aresep, Juan Manuel Quesada, explicó que la falta de lluvias incrementará la generación térmica entre julio y setiembre: se generarán 128 gigavatios hora, lo que conlleva un gasto de ¢11.642 millones.

Durante el primer trimestre, el descenso en la producción hidroeléctrica fue más drástico que el registrado en el mismo periodo de los últimos nueve años. Esta propuesta se da justo cuando el Gobierno estudia cómo bajar las tarifas.