Precio de electricidad para todos los abonados bajará un promedio de 2,72% con rebajas que oscilarán entre 3,8% y 1% según el proveedor

Por: Juan Fernando Lara 8 septiembre, 2015
520.000 hogares compran electricidad a la CNFL. | EYLEEN VARGAS
520.000 hogares compran electricidad a la CNFL. | EYLEEN VARGAS

San José

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) anunció hoy una rebaja promedio de 2,72% en las tarifas de electricidad debido al menor uso de generación de electricidad térmica (quemando combustibles). De aprobarse la rebaja, se aplicará entre octubre y diciembre del 2015 y beneficiará al 100% de abonados de las ocho empresas distribuidoras que brindan el servicio en todo el país.

La propuesta resulta en una rebaja en las tarifas de electricidad que ya estaban aprobadas para entrar a regir en el IV trimestre del 2015, según el siguiente detalle:

  • Para el ICE, una rebaja de 6,31% en generación y 3,5% en distribución. Para las demás empresas, serían rebajas en distribución:
  • De 3,78% para la Compañía Nacional de Fuerza y Luz.
  • De 3,28% para la Junta Administrativa del Servicio Eléctrico de Cartago.
  • De 3,82% para la Empresa de Servicios Públicos de Heredia,
  • De 1,15% para Coopelesca
  • De 2,34% para Coope Guanacaste
  • De 1,47% para Coope Santos
  • De 2,43% para Coope Alfaro Ruiz
De esta manera, una familia que consuma la energía al ICE y gaste en promedio 250 kilovatios hora al mes, pagará con las tarifas propuestas ¢23.847,5; es decir, ¢803,00 menos.

De acuerdo con el procedimiento establecido, la consulta pública finaliza el viernes 18 de setiembre y la rebaja aplicaría entre el 1 de octubre y 31 de diciembre de este año.

Tal y como informó hoy La Nación, esta rebaja se debe a la generación con fuentes limpias y a la importación de energía centroamericana, factores que han mermado la compra de hidrocarburos para producir electricidad. Esto se reflejará en la revisión trimestral de la metodología del costo variable del combustible (CVC).

Este tipo de ajuste tarifario depende del gasto en combustibles (búnker y diésel) en que incurrió el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para generación térmica. Una reducción en el uso de plantas térmicas disminuye los costos de generación del ICE y, por lo tanto, esto se traduce en un abaratamiento de la energía.

Aresep estimó la erogación en combustibles para este año en ¢58.281 millones; sin embargo, a agosto, solo se habían gastado ¢9.095 millones. Esto es 84% menos de lo que se autorizó al ICE en diciembre del 2014, dijo Luis Pacheco, gerente de Electricidad del Instituto.

Juan Manuel Quesada, intendente de Energía de Aresep, explicó que entre las razones están que este año se dieron condiciones climáticas favorables en zonas de embalses y de plantas eólicas, además de la entrada en funcionamiento de nuevos proyectos de generación.

Otro factor importante son las oportunidades que ofrece el mercado eléctrico regional, que permite sustituir generación térmica por energía importada más barata. Estas representaron este año un ahorro estimado de ¢13.273 millones en generación térmica.