19 marzo, 2015

Los pasajeros de autobuses de 326 rutas nacionales deberán desembolsar entre ¢5 y ¢105 adicionales por viaje, a partir de mayo, debido a un alza general en las tarifas del 1,2%.

Esa fue la propuesta que lanzó la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), basada en los gastos y costos en que incurrió ese sector entre julio y diciembre del 2014.

De las 388 empresas autobuseras que operan en rutas nacionales, el 64% aplicaría un aumento de entre ¢5 y ¢10, mientras que el 20% haría cambios de entre ¢15 y ¢105.

El 16% de compañías no efectuaría cambio alguno. Según Carolina Mora, vocera de la Aresep, en estos ajustes se aplica el redondeo a ¢5 , por lo que cuando el ajuste resulta menor o igual a ¢2,50, no se realiza.

La mayor parte de los usuarios de buses tendrán que pagar entre ¢5 y ¢10 más en el pasaje, una vez que entre en vigencia el alza. | ALBERT MARÍN
La mayor parte de los usuarios de buses tendrán que pagar entre ¢5 y ¢10 más en el pasaje, una vez que entre en vigencia el alza. | ALBERT MARÍN

Dicho ajuste extraordinario se aplica cada seis meses y es automático. La audiencia pública para conocer la propuesta será el 7 de abril, y el alza regiría en mayo.

Alfredo Villalobos, presidente de la Cámara Nacional de Autobuseros (Canabús), dijo estar conforme con el alza pues, de todas formas, los montos responden a un modelo preestablecido.

Se intentó consultar a Maritza Hernández, de la Cámara Nacional de Transporte (Canatrans), pero no fue posible localizarla.

Cuatro son las variables que inciden en el ajuste. Uno es el gasto en combustible que hicieron los autobuseros desde julio hasta diciembre del 2014; este creció un 0,12% (pesa un 0,02% del ajuste).

En el rubro de salarios, el sector gastó el 2,01% adicional (0,43% del alza).

También se reconoció el encarecimiento de 1,26% en sus costos de mantenimiento (0,32% del ajuste) y un 5,11% (0,43%) adicional por gastos administrativos.

Etiquetado como: