Por: Irela Fornaguera 4 marzo, 2015

Este mes, la tarifa eléctrica golpeará los bolsillos de unos 700.000 abonados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), pero se estima que la luz bajará de precio en abril.

Esto porque partir del 1.° de abril regirá, automáticamente, el ajuste del costo variable del combustible (CVC). Para calcularlo, la Aresep tomará en cuenta cuánto gastó el ICE en la importación de carburantes durante los tres meses anteriores.

Según el ICE, “en enero y febrero no usó una gota de combustibles”, por lo que el CVC, sin duda, bajará. Con eso coincidió la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Colaboran en los cálculos de rebaja las condiciones favorables de las lluvias y vientos, así como la operación, este año, de cuatro plantas de generación privada y renovable: Tilawind, Torito, Orosi y Chucás.

Francisco Garro, director de Planificación Financiera del ICE, calcula que de mantenerse la estabilidad en el tiempo, tipo de cambio y el precio internacional del crudo, la tendencia en el precio de la luz será a la baja.

¿Y la promesa? En julio pasado, el presidente del ICE, Carlos Obregón, y el mandatario de la República, Luis Guillermo Solís, se comprometieron a mantener las tarifas eléctricas estables durante 18 meses.

Es decir, le aseguraron al país que el costo de cada kilovatio hora se mantendría en ¢91.

Empero, marzo viene con un alza del 9% ya aprobada por la Aresep, por lo que el kWh pasará a ¢93. Un hogar promedio, que consume 200 kWh mensuales, pagará ¢18.600 este mes, en lugar de los ¢18.200 que prometió el Instituto.

Según Garro, el culpable de el alza fue el retraso de dos meses que generó un recurso de amparo presentado ante la Sala Constitucional por la Cámara de Comercio Norteamericana, por supuesta falta de datos sobre el ajuste en trámite.

El ICE hizo la solicitud de aumento del 13, 2% el 10 de octubre y la audiencia pública fue programada para diciembre.

Sin embargo, la queja de la Cámara llegó a la Sala ese mismo mes y provocó que la Aresep reprogramara la audiencia para el 18 de enero. El ajuste aprobado – del 9% y no del 13,2% que pidió el Instituto –llegó el 20 de febrero, dos meses después del día pretendido por el ICE.