Por: Juan Fernando Lara 25 julio, 2014

Por segunda vez en poco más de un año, la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) atrae de nuevo las inquietudes del Gobierno por el cómo supervisa y fiscaliza proyectos de Fonatel. En abril del 2013, la entonces presidenta Laura Chinchilla criticó la lentitud en la ejecución de proyectos de Fonatel (dependencia de Sutel), al punto de que la mandataria firmó un decreto instruyendo a Sutel autorizar o darle un título habilitante al Instituto Costarricense de Electricidad para duplicar el ancho de banda en escuelas y colegios públicos.

En San Cristóbal de Pococí, Luis Torres aprovecha las ventajas de la telefonía. | MELISSA HERNÁNDEZ
En San Cristóbal de Pococí, Luis Torres aprovecha las ventajas de la telefonía. | MELISSA HERNÁNDEZ

La respuesta de Sutel fue “no”. Argumentó que el dinero solo debe asignarse en proyectos individuales sometidos a concurso.

Esta semana, Gisela Kopper, la ministra de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, anunció una “pausa” en próximos proyectos de Fonatel pues el Gobierno ahora cuestiona el criterio de Sutel al escoger los sitios adonde llegarían los proyectos y el tipo de infraestructura de conexión.

La última crítica del Ejecutivo llega solo unas semanas después del reproche de la ciudadanía y varias organizaciones hacia Sutel por su intención de eliminar la actual tarifa plana por el servicio de Internet móvil y cambiarla por un modelo de cobro por descarga. Tanta atención atrajo ese plan que la Sala Constitucional suspendió la audiencia fijada por Sutel para el 1.° de julio, con el fin de discutir su propuesta.

La suspensión se debió a un recurso de amparo en el cual se asevera que Sutel no brindó información completa ni de calidad para una participación plena de los usuarios en la audiencia que había convocado.

Etiquetado como: