13 febrero, 2013

En una cripta ubicada debajo del atrio de la catedral de Ciudad Quesada, en San Carlos, se dio sepultura ayer al obispo Oswaldo Brenes. En el acto participaron todos los obispos del país; la presidenta, Laura Chinchilla; el obispo Leopoldo Brenes, de Managua, Nicaragua; más de 200 sacerdotes; 35 seminaristas; 30 monjas y fieles de la comunidad.