Se habilitará el paso para los vehículos que viajen de norte a sur y a la inversa

Por: Patricia Recio 16 junio, 2015
La aguja se mantendrá abajo en este sector, cuando se aproxime el tren o se ponga en verde el semáforo que permite el paso de los carros que vienen de la Contraloría.
La aguja se mantendrá abajo en este sector, cuando se aproxime el tren o se ponga en verde el semáforo que permite el paso de los carros que vienen de la Contraloría.

El nuevo sistema de agujas en el cruce del tren ubicado frente al Gimnasio Nacional, en Sabana Sur, empezará a funcionar el próximo jueves.

En ese sector, además se habilitará el paso vehicular de norte a sur y a la inversa y se interconectaron los semáforos para favorecer el tránsito.

El subdirector de Ingeniería de Tránsito, José Roldán, explicó que ya se completó el traslado del cableado que impedía la elevación de la aguja y se realizaron las pruebas necesarias.

El funcionario dijo que mañana quedaría instalada la aguja de seis metros de longitud que evitará que los vehículos queden atrapados sobre la línea férrea.

La colocación de este dispositivo impedirá que los conductores realicen el giro a la izquierda (viniendo de la Contraloría hacia la General Cañas), que no está permitido, ya que la aguja se mantendrá abajo cuando el semáforo ubicado frente a la Tienda Universal permita el paso de los automotores que vienen desde el oeste.

El nuevo sistema detectará la proximidad del tren y procederá a poner en luz roja fija los semáforos ubicados en el cruce, bajará las agujas y activará el sistema de sonido, que advertirá la presencia del ferrocarril.

A partir del jueves quienes deseen transitar hacia el norte (hacia la General Cañas, por ejemplo) utilizando este cruce, deberán circular por el bulevar que viene del sur (del sector de la Universal) y esperar la luz verde del semáforo –al costado oeste del restaurante Mc Donald ́s– para avanzar de forma directa.

En el caso de los conductores que viajen hacia el sur o hacia el oeste, seguirán haciéndolo de la manera habitual por la calle de concreto paralela a la ruta 27.

Dicho cruce vehicular fue clausurado en marzo de 2013, ya que eran constantes los choques por vehículos que obstaculizaban sobre la línea del tren.

La inversión para el sistema de semáforos, agujas y dispositivos sonoros fue realizada por la empresa Grupo Portafolio, que desarrolla un proyecto comercial en la zona.