Transportistas aseguran que si se hace un nuevo llamado a las calles será de "guerra"

Por: Eillyn Jiménez B. 9 agosto, 2016

Escazú

El Secretario General de la Unión de Taxistas Costarricenses, Rubén Vargas, manifestó, tras una reunión con el jerarca de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), Roberto Jiménez, que si a cada transportista le dan ¢70 millones, ellos entregan las placas y se van para la casa.

Vargas agregó que el próximo martes 16 de agosto tendrán una reunión en las oficinas de Aresep, a las 9 a. m., donde expondrán una vez más su posición.

Rubén Vargas, líder de taxistas en las afueras de Aresep
Rubén Vargas, líder de taxistas en las afueras de Aresep

"Le dije (a Roberto Jiménez, regulador general) que si el interés es legalizar Uber que lo legalice, pero que nos den ¢70 millones a cada taxista y entretamos las placas, y que nos den también un cheque para irnos para la casa", aseguró Vargas.

"Un taxista que está con hambre es peligroso (...) Esperen una nueva llamada porque ya no va a ser para un movimiento, va a ser una llamada de guerra", detalló Vargas.

El dirigente del gremio añadió que en caso de no llegar a un acuerdo harán un nuevo llamado y lanzó una fuerte advertencia al Gobierno.

"Ustedes hoy nos dieron 8, 10 horas. Esperen una nueva llamada, que no será de movimiento, sino de guerra. Gracias".

Jiménez confirmó que la próxima cita será el 16 de agosto, empero, en la reunión de hoy le recalcó a los representantes de los taxistas que la Autoridad está limitada para intervenir Uber por una recurso de la Sala Constitucional.

Precisamente, el lunes, en conferencia de prensa, el regulador general reconoció que no tienen la potestad para limitar la operación de Uber en Costa Rica, debido a que la Sala IV determinó que el acceso a Internet es un derecho fundamental y, la Ley 7593 (Ley de la Aresep) no la faculta para ordenar la desconexión de sistemas o plataformas digitales.

La manifestación de este martes finalizó pasado el mediodía.

Pantalla completa Reproducir
1 de 8

Tras el movimiento, el Ministerio de Seguridad informó de que hubo 78 detenidos, 33 carros decomisados y 119 multas.

La huelga provocó congestionamiento vial en las principales carreteras del país, pero tras la intervención de la Policía, en la mayoría de sitios la situación se normalizó.

Etiquetado como: