Cierre del relleno sanitario de La Carpio está previsto para 2021

Por: Sofía Chinchilla C. 2 mayo
Al relleno de La Carpio llegan 1.000 toneladas diarias de desechos: 400 del cantón central de San José y 600 de otras comunidades en la GAM.
Al relleno de La Carpio llegan 1.000 toneladas diarias de desechos: 400 del cantón central de San José y 600 de otras comunidades en la GAM.

San José corre contra el tiempo para definir qué hará con su basura pues el relleno sanitario de La Carpio, en La Uruca, deberá cesar operaciones en el 2021. Ahí llegan 1.000 toneladas diarias de desechos.

Marco Vinicio Corrales, gerente de Provisión de Servicios de la Municipalidad de San José, confirmó que hace un año se renovó por última vez el contrato con la empresa EBI, administradora del Parque de Tecnología Ambiental (PTA) Uruka, en La Carpio.

De acuerdo con el funcionario, se estima que en 2021 (tras 21 años de operación) los montículos de basura en ese relleno habrán alcanzado la altura máxima permitida (sin detallar cuál es ese límite), por lo que deberá cerrarse.

"La Carpio, de acuerdo a como se planeó, ya no debería tener vida útil (...) pero cuando hicimos la renovación, EBI presentó un estudio topográfico en el que se demostró que con los años la basura se había consolidado, y la cota (montículo) estaba varios metros por debajo de la que tenía autorizada... Pero ya más de seis años, a partir del año pasado, es muy difícil", explicó Corrales.

La cercanía de la fecha límite pone presión al Ayuntamiento, pues aún no se ha definido qué tratamiento se le dará a la basura cuando el relleno de La Carpio no se use más.

"De aquí a inicios del 2019 se debe iniciar un proceso de contratación que duraría al menos un año, para que antes de que venza el contrato (con EBI) tengamos una solución definitiva", dijo Corrales.

Botaderos
Botaderos

La Carpio recibe basura no solo del cantón josefino, sino también de otros periféricos.

Aparte de esa planta, en la Gran Área Metropolitana (GAM) operan El Huaso en Aserrí, que recibe 1.200 toneladas diarias, y Los Pinos, en Dulce Nombre de Cartago, donde se procesan cerca de 500 toneladas cada día.

Las opciones

Una de las alternativas es generar electricidad a partir de los desechos. De ese plan se habla desde hace más de una década, pero podría empezar a concretarse en julio, cuando la Federación Metropolitana de Municipalidades (Femetrom) espera publicar el cartel de licitación para encomendarle la tarea a una empresa privada.

"Hoy la basura no se aprovecha, sino que hace un daño. El plástico, las llantas, el cartón, la madera... Todos estos residuos son buenos para producir electricidad. En una constante ambiental adecuada, lo correcto es que quien genera los residuos a la vez se aproveche de la energía que puede producir", aseguró Juan Antonio Vargas, director ejecutivo de Femetron.

El proyecto empezó a tomar forma en el 2012, cuando Femetron y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) firmaron un convenio en el que las municipalidades se comprometieron a entregar sus residuos para producir electricidad durante al menos 20 años. El plan de Femetron es que la planta se alimente de 1.000 toneladas diarias procedentes de al menos nueve cantones. La técnica de generación que se utilice dependerá de las propuestas que se presenten, explicó Vargas.

El convenio con el ICE está suscrito, hasta el momento, por los gobiernos locales de San José, Aserrí, Santa Ana, Alajuelita, Desamparados, Escazú, Mora, Moravia y Tibás.

No obstante, la iniciativa también ha despertado el interés de Alajuela, manifestó el alcalde Roberto Thompson. Aquel cantón también depende del relleno en La Carpio.

El relleno de La Carpio opera desde el año 2.000, a cargo de la empresa EBI. De esa compañía también es el relleno El Huaso, en Aserrí.
El relleno de La Carpio opera desde el año 2.000, a cargo de la empresa EBI. De esa compañía también es el relleno El Huaso, en Aserrí.

"El país ha dejado en manos de cada municipio ver qué hace con su basura, no se ha visto como un tema integral a nivel nacional. La opción de rellenos, a menos que se manejen bajo ciertas condiciones específicas, va a ser muy difícil que sea una solución viable", manifestó el jerarca, para quien la mejor alternativa para el correcto manejo de residuos son las alianzas público-privadas.

El gobierno local de San José también tiene la oferta de una empresa que podría llevar la basura de la capital desde un centro de transferencia hasta el relleno sanitario de Miramar (Puntarenas), dijo Marco Vinicio Corrales.

Por su parte, EBI proponía relevar el Parque La Uruka con un el proyecto Bajo Pita, en Turrúcares de Alajuela.

"Este proyecto permitirá tener la sustitución ordenada, planificada y anticipada del PTA Uruka. La aprobación, construcción y operación del Parque Industrial Bajo Pita evitará que los municipios de la GAM entren en crisis al no contar con un nuevo sitio para la disposición y tratamiento de los residuos sólidos", informó la empresa en un correo electrónico.

A ese plan, sin embargo, le fue revocado el aval de la Secretaría Técnica Nacional (Setena) en agosto del año pasado, luego de que la Municipalidad de Alajuela anulara los certificados de uso de suelo por considerar que resultaban lesivos a los intereses de la propia comunidad y "contrarios al interés público por el que debe velar el gobierno local".

EBI insiste en que el proyecto se gestiona en la Setena y que están a la espera de que se resuelva un recurso contra la resolución que les anuló la viabilidad, con el argumento de que la decisión se basó en "hechos no ciertos".

No obstante, Bajo Pita no aparece en la lista de proyectos en trámite de la Setena, y Thompson confirmó de que tampoco hay gestiones activas en la Municipalidad de Alajuela.

Entre todas las opciones, dijo Corrales, se escogerá la que tenga un menor impacto en las finanzas municipales.

"Somos gente de números, nos iríamos con la solución que más nos convenga desde el punto de vista del impacto de la inversión que tengamos que hacer, para no impactar las tarifas municipales (...) Estamos muy cerca de Femetrom y si es el que nos va a dar las mejores opciones, muy posiblemente estemos con ellos, el alcalde es el presidente y lo apoyamos fuertemente. No obstante, en la mesa se escuchan otras opciones que puede que sean mejores", señaló el funcionario.

Reciclaje cala lentamente

Las cifras que maneja el Ministerio de Salud señalan que poco a poco, la población aprende a disponer mejor de los desechos que genera.

De acuerdo con Eugenio Androvetto, director de Protección del Ambiente Humano en esa entidad, a nivel nacional se producen cerca de 4.000 toneladas diarias de desechos, pues en 2014 un 25% de la basura iba a dar a vertederos informales, mientras que para el 2016 esa cifra bajó a 20%.

La meta de Salud es que con el paso del tiempo no solo se reduzca la basura en vertederos, sino también en los rellenos.

Aprenda cómo separar los residuos
Aprenda cómo separar los residuos

"Lo que queremos, con la Estrategia Nacional de Reciclaje, es recuperar todo aquello que tenga valor", dijo Androvetto.

Ese plan se implementó hace un año, con la intención de multiplicar el volumen de residuos que se reciclan, y así generar menos presión sobre los relleno sanitarios. Se ideó en conjunto con la Asociación Empresarial para el Desarrollo (AED)

Pablo Rojas, director de Dimensión Ambiental de esa organización, informó de que actualmente el plan está en fase de implementación, y que el próximo paso será lanzar la campaña de comunicación.

Zona sur tendría nuevo relleno sanitario para tratar basura de cinco cantones

Por su parte, algunas regiones plantean soluciones. El viernes pasado, los alcaldes de Buenos Aires, Coto Brus, Osa, Golfito y Corredores, todas de la zona sur, firmaron un acuerdo para construir un relleno sanitario común.

La idea es poder empezar a utilizarlo dentro de dos años, según informó Alberto Cole, alcalde de Osa.

"La verdad es que la situación sí está grave. Golfito y Buenos Aire tienen cerrado el relleno sanitario, Golfito envía la basura a Montes de Oro, y Buenos Aires está enviando al nuestro, pero nosotros tenemos limitación. Coto Brus y Corredores prácticamente tienen cierres técnicos del Ministerio de Salud, diciéndoles que ya no tienen tiempo para seguir botando ahí", explicó Cole.

Para implementar el proyecto, los gobiernos locales planean constituir una empresa municipal.

No obstante, como solución provisional, Osa ampliaría su relleno actual. En un comunicado de prensa, el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) informó de que se encargará de financiar esas obras, las cuales deberán estar listas en octubre de 2017.

El IFAM aportará la asesoría, los planos y los presupuestos de la obra, valorados en ¢50 millones. Además, facilitará unos ¢300 millones para la construcción, informó la entidad.