Por: Daniela Cerdas E. 28 febrero, 2013

La Sala IV pidió al Gobierno que explique sus razones para declarar de interés público el Congreso de Bioética, que incluye una charla del médico español, Jokin de Irala, quien hablaría sobre la supuesta “cura a la homosexualidad”.

La solicitud la hicieron los magistrados al acoger ayer para estudio un recurso de amparo interpuesto por el activista y abogado homosexual Yashín Castrillo.

“Le pedí en el recurso a la Sala que anule la declaratoria de interés público de la charla. Esto significa que el Congreso se puede llevar a cabo (previsto para el 7 y 8 de marzo), pero no patrocinado por el Estado”, dijo Castrillo.

La presidenta, Laura Chinchilla, y la ministra de Salud, Daisy Corrales, tienen tres días para rendir su informe.

“El Estado no puede patrocinar ninguna actividad que tenga como base discriminar a la población homosexual, que es lo que hace el conferencista cuando afirma que, con terapias, se puede curar la homosexualidad. Presenta a esta población como enferma, eso es estigmatizante y viola el principio de igualdad”, agregó el activista.