Por: Mercedes Agüero 8 mayo, 2012

La Sala Constitucional le pidió cuentas al regulador general, Dennis Meléndez, por la supuesta desobediencia a una orden girada por ese tribunal.

El caso se relaciona con una fijación de tarifas de la empresa Coopepar, la cual presta servicio en varias rutas de Cartago.

Los magistrados le ordenaron a la Aresep suspender la audiencia convocada para el 10 de febrero, en que se discutiría la solicitud.

Sin embargo, esa notificación llegó a la Aresep el 13 de febrero, tres días después de la audiencia.

La Aresep siguió adelante con el trámite y decretó un aumento hasta de un 38%, que empezó a regir el Miércoles Santo.

Luego, por orden de la Sala, la Aresep tuvo que dar marcha atrás, suspender el ajuste y convocar a otra audiencia para el 6 de junio.

Para la vocera de prensa del ente regulador, Carolina Mora, esto demuestra que “en ningún momento se ha desobedecido a la Sala”.

Los magistrados indagan el aparente incumplimiento del regulador, por solicitud del recurrente Francisco Chinchilla.