Magistrados analizaron el peligro de salinización para acuífero de la zona

Por: Juan Fernando Lara 15 mayo, 2016
La aridez, quemas y menor vegetación sobre las tierras se han vuelto un problema para la disponibilidad de agua en Guanacaste. | MAYELA LÓPEZ.
La aridez, quemas y menor vegetación sobre las tierras se han vuelto un problema para la disponibilidad de agua en Guanacaste. | MAYELA LÓPEZ.

La Sala Constitucional respaldó la decisión de la Asada de playa Potrero (Santa Cruz de Guanacaste) de negar agua a un proyecto de condominio por el riesgo de salinización del acuífero.

Por esa razón, declararon sin lugar el recurso interpuesto por los desarrolladores. Así lo dieron a conocer este viernes.

En el criterio de los magistrados, aunque el acceso al agua potable es un derecho fundamental, la administración no está obligada a prestar el servicio si razones técnicas lo desaconsejan o impiden.

Según el fallo 2016-6417, se justifica la denegatoria de la Asociación Administradora de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Asada) de playa Potrero por “la fragilidad y vulnerabilidad del acuífero de la zona, el cual está amenazado de salinizarse en su totalidad debido a la sobreexplotación a la que se le ha venido sometiendo”, precisó la Sala en un comunicado.

El magistrado Paul Rueda (magistrado redactor) dijo que en su fallo, él y sus colegas respetaron un criterio técnico del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara) del riesgo de otorgar la razón al condominio.

La salinización ocurre cuando se pierde el equilibrio natural entre agua dulce y agua salada.

Por densidad, el agua dulce está encima del agua salada, pero si la primera se extrae, la segunda empieza a subir.

Con medida. Esto vuelve necesario regular la extracción de agua dulce y permitirle su recuperación para mantener un mínimo de agua dulce en el acuífero y no secarlo del todo.

De hecho, esta misma semana, trascendió la intención del Gobierno de emitir un derecho que suspendería tres años las perforaciones de nuevos pozos en algunos cantones guanacastecos para permitir la rehabilitación de los acuíferos.

La salinización suele acelerarse si no se regula la apertura de pozos (principalmente su profundidad) y el bombeo al que se ven sujetos para abastecer de agua a habitantes, hoteles y fincas.

En su resolución, los magistrados recalcaron también la importancia de tomar medidas preventivas para evitar mayores niveles de contaminación en acuíferos y que menos usuarios del servicio se vean perjudicados.

“Cuando la salinización se produce, su regeneración puede ser extraordinariamente lenta y, en ocasiones, irreversible”, añaden los juristas.