Primer ajuste extraordinario del año favorable a los consumidores trajo una reducción de ¢27 en el litro de súper y ¢24 en regular. No obstante, el gas sube ¢28 por litro

 2 marzo
El mayor crecimiento en el gasto se dio en las importaciones de diesel, que sumaron $66 millones durante los primeros tres meses
El mayor crecimiento en el gasto se dio en las importaciones de diesel, que sumaron $66 millones durante los primeros tres meses

San José.

Desde la madrugada de este jueves rige una rebaja de ¢27 en el precio del litro de gasolina súper, ¢24 en el de regular y ¢5 en diésel, lo que constituye la primera baja del año, luego de tres aumentos consecutivos desde noviembre.

El ajuste favorable a los consumidores lo aprobó el 24 de febrero anterior la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

El precio de la súper bajó de ¢620 a ¢593, el de regular de ¢591 a ¢567 y el diésel de ¢489 a ¢484; todos valores semejantes a los que tuvieron que pagar los consumidores en enero. El nuevo ajuste extraordinario se publicó ayer en un alcance del diario oficial La Gaceta.

Además de esos carburantes, el gas licuado para cocina también sufrió cambio, pero al alza con ¢28 más en el precio por litro. Este pasará de ¢284 a ¢312.

Así, el cilindro de gas de 10 libras (lbs) queda a un precio de ¢3.196, el de 20 lbs en ¢6.430, el de 25 lbs ahora cuesta ¢8.047, el de 40 lbs se sitúa en ¢12.859 y el de 100 lbs en ¢32.148.

Los cambios son resultado de un ajuste "extraordinario" pues se consideran variables sobre los cuales no se tiene control, como los precios del petrólero en el mercado internacional y el tipo de cambio.

Aresep explicó que esta modificación de precios responde a cambios en el entorno económico. Si bien se registró una recuperación en el precio del crudo en el mercado internacional en los últimos meses, también se reactivó la producción bajo la técnica del esquisto (método de extracción) que estabiliza los precios al aumentar la oferta de producto en el mercado.

Para los usuarios ticos, el cambio significa que quien adquiera 45 litros de gasolina súper, pasará de pagar ¢27.900 a ¢26.685; una diferencia de ¢1.215. En el caso de la regular, la diferencia será de ¢1.080 al pasar de ¢26.595 a ¢25.515. Esos 45 litros en diésel cambiarán de ¢22.005 a ¢21.780; una variación de ¢225 favorable al consumidor.

Etiquetado como: