Por: Patricia Recio 18 abril
El restaurante quedó vacío este martes.
El restaurante quedó vacío este martes.

Tras más de 20 años, el restaurante La Candela cerró sus puertas, este martes, para dar campo a la construcción de una pista de rodamiento para aviones al costado sur del aeropuerto internacional Juan Santamaría.

Aunque su propietario, Oscar Rojas Arguedas, se encontraba este martes recogiendo todo el mobiliario del mirador, se negó a brindar declaraciones sobre el cierre del negocio que fue expropiado por la Dirección General de Aviación Civil.

Este martes se encontraban retirando el mobiliario del restaurante.
Este martes se encontraban retirando el mobiliario del restaurante.

El cierre se da luego un litigio de más de 15 años, que inicialmente se había resuelto mediante un acuerdo extrajudicial entre las partes, en el que el Estado pagaría ¢700 millones por el terreno y el derecho comercial del inmueble.

Sin embargo, tras el depósito por la expropiación, el Ministerio de Hacienda rebajó de ese monto ¢145 millones correspondientes a impuestos de renta que se dejaron de pagar desde los años 2000 y 2001, lo cual originó una disputa legal entre el propietario y el Estado, que acabó con la resolución del Tribunal Contencioso Administrativo ordenando el traspaso de la propiedad.

El restaurante era muy visitado por amantes de la aviación y familias que disfrutaban ver llegar y partir los aviones.
El restaurante era muy visitado por amantes de la aviación y familias que disfrutaban ver llegar y partir los aviones.

De acuerdo con el subdirector del Consejo Técnico de Aviación Civil, Eduardo Montero, el propietario fue notificado sobre dicha resolución el pasado miércoles 5 de abril, por lo que el plazo de 15 días hábiles para presentarse a firmar el traspaso vence el próximo 4 de mayo. En caso de no hacerlo, enfrentaría una causa penal por desobediencia.

A este martes al mediodía, el propietario no se había presentado a firmar dicho traspaso, según confirmó la oficina de prensa de la Procuraduría General de la República.

Ampliación.

En el lugar donde actualmente se ubica La Candela se construirá una superficie de rodamiento que permitirá que los aviones puedan girar y entrar en la zona de descarga de pasajeros con más agilidad.

Dicha obra forma parte de las mejoras incorporadas en la actualización del plan maestro que el gestor a cargo de la terminal aérea, Aeris Holding Costa Rica, debe desarrollar en los próximos dos años.

Este plan incluye la construcción de cuatro nuevas salas de abordaje (bloques X y V), un carrusel para equipaje y las ampliaciones del lobby y de la cabecera 25 de la pista de aterrizaje (extremo este).

Aeropuerto
Aeropuerto

En el caso de la superficie de rodamiento, las obras deben iniciarse en enero del próximo año. Según el subdirector de Aviación Civil, al haberse resuelto el tema de la expropiación, no habría otros inconvenientes que impidan iniciar las obras de acuerdo con el cronograma.