Se rechazaron 115 solicitudes por considerar que se trata de puestos necesarios

Por: Irene Vizcaíno 28 septiembre, 2016

La salida de 266 empleados en el proceso de movilidad laboral realizado este año le ahorraría al ICE ¢3.567 millones, según estimaciones de la entidad.

Este recorte de trabajadores se dará principalmente en el sector de Telecomunicaciones, que tendrá una baja de 151 personas. Las otras áreas con más movilizados son la corporativa, con 60, y Electricidad, con 45.

El cese de labores se está ejecutando de manera paulatina, entre julio y el 31 de diciembre.

Con esa medida, según el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el número de funcionarios pasará de 14.234, que había al 31 de julio, a 13.968 para el 31 de diciembre.

"La opción del retiro voluntario forma parte de las acciones promovidas por la Administración Superior para optimizar los gastos e incrementar la eficiencia, garantizando la calidad de los servicios que presta la institución", dijo en el comunicado, Francisco Garro, gerente corporativo de Administración y Finanzas.

Aparte, también se dieron instrucciones a los jefes para identificar aquellas plazas que no fueran indispensables, e incluso donde sobrara personal para proceder con reubicaciones y eventualmente, despidos.

Otras estrategias fueron la adopción del sistema de salario global para nuevos trabajadores y el recorte de 764 trabajadores ocasionales.

Personal del ICE marchó por San José el 8 de agosto contra la política de “optimización de personal” de la administración. | ÁLBERT MARÍN.
Personal del ICE marchó por San José el 8 de agosto contra la política de “optimización de personal” de la administración. | ÁLBERT MARÍN.

Para el 2012, afirmó el ICE, su planilla era de 16.757 trabajadores, por lo que para finales de este año habrían alcanzado una disminución del 16%. Además, de esa planilla, el ICE maneja otra de proyectos, que incluye a trabajadores para una obra específica.

De acuerdo con la entidad, la baja en la cantidad de funcionarios se ha dado mediante cinco programas de movilidad laboral, sin incluir el último. Durante todo ese tiempo, se han acogido 1.151 funcionarios, los cuales han generado un ahorro acumulado de ¢111.961 millones.

En el último proceso, aparte de las 266 solicitudes de movilidad aceptadas, se rechazaron 115 "por estar ligadas al giro de los negocios y continuidad de los servicios". Hay otros once casos pendientes de analizar.

Con estas medidas, el ICE confía en mejorar sus finanzas. Para 2015, el Grupo ICE tuvo un déficit de ¢11.437 millones. Sin embargo, un año antes la pérdida ascendió a ¢106.376 millones, según los estados financieros de la empresa pública.