Empresa procura financiar este año convención colectiva de ¢24.179 millones

Por: Juan Fernando Lara 11 enero
Recope pide alza en gasolinas para su convención colectiva
Recope pide alza en gasolinas para su convención colectiva

La Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) solicitó un alza en el precio por litro de las gasolinas y del diésel que, entre otros rubros, financiará su convención colectiva estimada en ¢24.179 millones este año.

El golpe para el consumidor sería de ¢7,78 en la gasolina súper, ¢7,47 en la regular y ¢5,06 para el diésel según el expediente ET-081-2016 presentado el 9 de diciembre anterior ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Si se aprobara el ajuste, el litro de gasolina súper pasará de costar ¢592 como está hoy a ¢599,78; la regular de ¢562 a ¢569,47 y el diésel de ¢475 a ¢480.06.

A esa alza ordinaria (Recope la plantea una vez al año para financiar sus operaciones) deberá sumarse otro incremento por un nuevo ajuste extraordinario de precios que la refinadora anuncia cada segundo viernes de mes según la metodología aprobada. El futuro incremento, segundo en lo que va del año, se formulará este viernes 13 .

Aresep ya convocó a audiencia pública el 2 de febrero para discutir el alza ordinaria que costeara ¢24.179 millones de otro año de convención para 1.742 empleados según se extrae del presupuesto inicial del 2017 que Recope presentó a la Contraloría General de la República y esta aprobó.

Según el presupuesto aprobado en el 2016, dicha convención habría costado el año anterior ¢25.814 millones distribuidos entre esos 1.742 empleados. En promedio, cada uno habría recibido ¢14 millones en beneficios por ese acuerdo laboral.

Beneficios para 1.742 empleados.
Beneficios para 1.742 empleados.

En comparación, el monto previsto este 2017 supone 6,5% menos de gasto . En promedio, los ¢24.179 millones darían ¢13,8 millones por trabajador.

EL monto, no obstante, pudo haber ascendido a ¢25.764 millones de no haberse logrado una reducción de ¢1.155 millones fruto de la negociación de beneficios que la gerencia de Recope y sus empleados desarrollaron durante el año anterior.

La mayor parte del recorte (90%) negociado corresponde al pago de sobresueldos seguido de la eliminación de servicios no personales, materiales y suministros y transferencias corrientes según detalla el expediente ET-081-2016 enviado a la Aresep.

Algunos de los beneficios eliminados son pagos por matrimonio del trabajador, de sus hijos, por nacimiento de hijos, por cambiarse de vivienda, por ir a cursos y actividades sindicales, la compra de medicamentos.

También se redujeron los fondos para becas (incluida la exclusión de becas para hijos de trabajadores), compra de útiles escolares, dinero para cuido de hijos y el financiamiento de la fiesta navideña; entre otros recortes.

Si bien Recope argumenta dicho ahorro al plantear su ajuste ordinario, la entidad también le pide autorizar el ajuste para generarse ¢4.784 millones que la Aresep le había recortado en el 2015 de su convención colectiva.

Dinero adeudado. Recope justificó el traslado de esa suma a los consumidores apoyándose en un fallo de la Sala Constitucional.

El 10 de junio del 2016, magistrados constitucionales declararon con lugar un recurso de amparo interpuesto por empleados de Recope contra Aresep por excluir ese monto de su convención colectiva de una solicitud de alza de combustibles.

En votación dividida, de cuatro votos a tres, el fallo anuló la decisión de la Aresep del 24 de agosto del 2015 en la cual rechazó aquellos ¢4.784 millones en gastos que Recope incluyó para justificar un ajuste ordinario.

A juicio de la Aresep, los gastos no tenían relación con el servicio público de distribuir combustibles que a la Refinadora. Ahora, sin embargo, los rubros se trasladarán otra vez al usuario según se lo acaba de recordar Recope en diciembre a la Aresep. Colaboró Óscar Rodríguez