Entidad tardó 12 días en rehabilitar 150 metros de dos tuberías dañadas por el temporal del 26 de junio en Turrialba

Por: Hugo Solano 9 julio, 2015

Doce días después del temporal que azotó el Caribe el 26 de junio, ayer miércoles quedaron restablecidas las dos líneas del poliducto de 15 centímetros que habían sido dañadas por las crecidas de los ríos Lajas y Torito en el cantón de Turrialba.

Las piedras que golpearon el poliducto y sus soportes sacaron de circulación dos de los tres tubos que lo integran. Lo anterior, puso en riesgo el suministro de gasolinas y diésel que se bombean desde Limón para su uso en el resto del país.

La presidenta ejecutiva de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), Sara Salazar Badilla, dijo que se se está estudiando la posibilidad de variar el trayecto del poliducto.

La inestabilidad del tiempo en el Caribe atrasó las reparaciones que duraron 12 días. Todavía falta reforzar algunos puntos, pero el paso de combustibles se rehabilitó.
La inestabilidad del tiempo en el Caribe atrasó las reparaciones que duraron 12 días. Todavía falta reforzar algunos puntos, pero el paso de combustibles se rehabilitó.

Aunque ya se reparó el daño causado por la corriente de agua con piedras y palos en las tuberías y soportes del oleoducto, Salazar indicó que los arreglos son temporales, pues será necesario hacer obras de mayor envergadura para reconstruir los puentes que sostienen las líneas.

Según un comunicado de prensa de esa entidad, se está apoyando al Comité de Emergencias de Turrialba que solicitó asistencia en la limpieza de los cauces de los ríos Lajas y Torito. Este jueves se gestionó el empleo de maquinaria para agilizar dichas labores.

En el muelle petrolero de Moín continúan las tareas de descarga de producto y, según el comunicado, mientras el estado del tiempo lo permita, se seguirá con el atraque de otros buques que están en camino hacia nuestro país.