Encarecimiento responde a aumento en el precio internacional de los carburantes

Por: Irela Fornaguera 12 febrero, 2015
En diciembre la baja de 7,77% en la gasolina fue la reducción más importante del mes.
En diciembre la baja de 7,77% en la gasolina fue la reducción más importante del mes.

Recope lanzó su propuesta: a partir de marzo, cada litro de gasolina súper subirá ¢32; el de regular aumentará ¢38 y el de diésel será ¢19 más caro.

Con esto, el litro de súper pasaría de ¢537 a ¢569 (subirá un 6%); el de regular variaría de ¢503 a ¢541 (7,5%) y el de diésel subiría de ¢474 a ¢493 (4%).

Ese fue el ajuste que dio a conocer esta tarde la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope). De aprobarse, este sería el primer aumento del 2015 en las tarifas de los carburantes, luego de que estas sufrieran ocho rebajas consecutivas, desde julio pasado.

La petición sería entregada mañana a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) y corresponde al ajuste automático del segundo viernes de cada mes. Las nuevas tarifas entrarían a regir en la primera semana de marzo.

¿Por qué subirá? De acuerdo con Recope, este ajuste responde a un aumento de precios en el mercado internacional desde el 29 de enero hasta el 13 de febrero.

En ese periodo, el precio de referencia del barril de gasolina súper pasó de $57 en enero a $66 en febrero; el de regular varió de $52 a $63 y el de diésel subió de $66 a $72.

"Una de las principales causas del aumento en el precio de los productos terminados en el mercado internacional, ha sido la huelga de obreros que inició en varias refinerías en Estados Unidos el 1.° de febrero y que se ha mantenido a largo de dos semanas, lo que ha puesto en riesgo la disposición de productos terminados", informó la Refinadora mediante un comunicado de prensa.

Las plantas implicadas en el movimiento están en los estados de Texas, California, Kentucky y Washington, aunque aún persiste la amenaza de que otros establecimientos se sumen a la protesta, con lo que se pondría en riesgo el 64% del petróleo refinado en ese país norteamericano.

Otro factor que influye en los precios del mercado es el arranque del periodo de mantenimiento de las refinerías en Estados Unidos, a efectos de prepararlas para la época de alta demanda de gasolinas durante el verano (desde junio hasta setiembre).

Sara Salazar, presidenta ejecutiva de Recope, recordó que el hecho de que Costa Rica no sea productor de petróleo, hace que esté siempre sujeto a las fluctuaciones y volatilidad del mercado internacional del crudo. Por ese motivo, llamó a mantener sanas prácticas de ahorro y consumo racional de los combustibles.

En julio del 2014, los combustibles en Costa Rica alcanzaron su valor máximo. El litro de súper costaba ¢816; el de regular, ¢788 y el diésel, ¢676. A partir de entonces, estos precios han ido bajando; tanto que la primera rebaja de este año -vigente desde el 15 de enero- ha sido la más significativa de los últimos cinco años.