25 kilómetros por hora es la velocidad máxima permitida para conducir frente a centros educativos

Por: Manuel Herrera 12 marzo, 2014

Los controles con radares láser con cámaras, que instaló la Policía de Tránsito frente a ocho centros educativos del país, detectaron a 107 choferes que excedían los 25 kilómetros por hora permitidos para conducir al pasar por las escuelas o colegios.

Para el mes de marzo se planificó un trabajo para controlar el exceso de velocidad en algunas de las 83 escuelas de alto riesgo, entre las 6 a. m. y 8 a. m.; y las 11 a. m. y 1 p. m.
Para el mes de marzo se planificó un trabajo para controlar el exceso de velocidad en algunas de las 83 escuelas de alto riesgo, entre las 6 a. m. y 8 a. m.; y las 11 a. m. y 1 p. m.

En principio, el control, que funcionó como plan piloto, estaba previsto para ejecutarse por una semana. Sin embargo, se alargó por 15 días.

Tránsito informó esta mañana que de los 117 conductores sorprendidos con el dispositivo, 18 viajaban por encima de los 65 kilómetros por hora, lo que representa una multa de ¢198.000.

Seis más conducían a 45 kilómetros por hora y otros 32 conducían a 55 kilómetros por hora o más. Para esos grupos, Germán Marín, jerarca de Tránsito, precisó que las multas son de ¢49.000 y ¢99.000, respectivamente.

También se multaron a 51 conductores por irrespetar el señalamiento vial de la velocidad máxima en zona escolar; esto es que a los conductores que excedieron en cinco, 10 o 15 kilómetros la velocidad permitida, se les sancionó con ¢49.000.

Silvia Bolaños, viceministra de Transportes, dijo que los trabajos son importantes para reducir los accidentes frente a centros educativos.

Para el mes de marzo se planificó un trabajo para controlar el exceso de velocidad en algunas de las 83 escuelas de alto riesgo entre las 6 a. m. y 8 a. m., así como entre las 11 a. m. y 1 p. m.

Tres de las centros educativos monitoreados fueron la Escuela Ricardo Jiménez, ubicado cerca del Hospital de las Mujeres (en San José); la Escuela Nances, en Esparza de Puntarenas; y la Escuela Universidad de Costa Rica, en Turrialba, Cartago.