Ente regulador cuestiona si tarifas pagarán celebración de 300 empleados

Por: Juan Fernando Lara 4 noviembre, 2015
La Aresep le dio 24 horas a Recope para explicar cómo pretendía financiar la fiesta, si expresamente le había cortado ese rubro. Este miércoles vence ese plazo. | ALBERT MARÍN.
La Aresep le dio 24 horas a Recope para explicar cómo pretendía financiar la fiesta, si expresamente le había cortado ese rubro. Este miércoles vence ese plazo. | ALBERT MARÍN.

La presidenta de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), Sara Salazar, ordenó este martes frenar una contratación por ¢6,8 millones para una fiesta de Navidad de la empresa, luego de ser presionada a explicar cómo se financiaría la actividad.

Varios medios de comunicación denunciaron, poco después del mediodía de este martes, que el Departamento de Contratación Directa de Recope sacó un concurso para la organización de un festejo navideño contemplado en el artículo 107 de la convención colectiva.

“Estamos solicitando explicaciones de por qué este evento se hará, en vista de que fueron denegados, el 24 de setiembre, los fondos, cuando se excluyó el rubro de convención colectiva, entre ellos, el convivio navideño. Carolina Mora, Vocera de Aresep

Recope admite que siempre ha financiado su convención vía solicitud de ajustes tarifarios, por lo que termina siendo pagada por los consumidores.

Poco después de divulgada la información, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) pidió cuentas a Recope de cómo pretendía financiar la fiesta para 300 asistentes por un monto de ¢6,8 millones.

Esto, porque, el 24 de setiembre anterior, la Intendencia de Energía de la Aresep suprimió unos ¢20.000 millones en gastos operativos de Recope, en la última fijación.

Entre otros, se excluyeron de la tarifa que pagan los compradores de combustibles, casi ¢5.000 millones por concepto de convención colectiva, incluidos gastos asociados a la partida llamada “convivio fin de año”.

Aresep excluyó ese rubro por no tener ninguna relación con el suministro del servicio público.

Reacción. La consulta de la Aresep provocó que, a las 3:41 p. m., Casa Presidencial y Recope divulgaran comunicados donde Salazar afirmó que, desde el 20 de octubre se opuso a esa contratación y ordenó frenarla.

Salazar sostuvo que tal gasto es “superfluo” y “abusivo” y, resaltó que hasta se opuso a este ante el consejo consultivo de gerentes de Recope.

El artículo 107 de la convención colectiva vigente da a empleados de Recope el beneficio del pago de la actividad navideña desde los años setenta.

El cartel, titulado Convivio Navideño 2015CD-000596-01, solicita a los oferentes incluir servicios de parrillada con cortes de carne “de primera calidad”, servicios de bocas, de chicharronada (hechos durante la fiesta, con leña y paila), ensalada hawaiana, al menos cuatro tipos de postres y toda la instalación de mesas, sillas, manteles y servicio de meseros para 300 personas.

Los oferentes debían ser capaces de suministrar servicios musicales con discomóvil, cimarrona, toro mecánico (también de “altísima calidad”, dice el texto) y decoración para “una noche vaquera, con pacas de heno, manteles a cuadros, como mínimo”.

La Nación intentó conocer si había más fiestas previstas, pues los empleados de Recope suman más de 1.700 y el cartel de contratación directa indica 300.

Al cierre de edición y luego de repetidas llamadas, fue imposible localizar a Manuel Rodríguez, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros, Químicos y Afines (Sitrapequia) para consultarle sobre el tema.