12 noviembre, 2014

La presidenta ejecutiva de Recope, Sara Salazar, renegociará con los sindicatos la convención colectiva, con el fin de recortar gastos y evitar excesivos pluses y beneficios laborales.

El acuerdo, en el que se incluyen la mayoría de actuales sobresueldos, cobija a sus trabajadores bajo el Sindicato de Trabajadores Petroleros Químicos y Afines (Sitrapequia).

El 30 de noviembre vencerá el plazo para que Salazar presente su solicitud de renegociación ante el Ministerio de Trabajo pues, en el caso de Recope, el acuerdo obrero-patronal vence el próximo 1. ° de enero.

“Eso haremos, presentar una petición de renegociación antes del 30 de noviembre (...). Lo ideal para todos es que este proceso dure lo menos posible”, declaró la jerarca de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Sara Salazar, presidenta ejecutiva de Recope, está empeñada en reducir los gastos en esa institución autónoma. | ARCHIVO
Sara Salazar, presidenta ejecutiva de Recope, está empeñada en reducir los gastos en esa institución autónoma. | ARCHIVO

¿Cuáles beneficios busca modificar? Según dijo, la presidencia ejecutiva aún revisa los más de 100 artículos incluidos en el acuerdo, por lo que no podía adelantar esos detalles.

Una vez presentada la denuncia –que en este caso se refiere a la solicitud de renegociación–, Trabajo convocará a ambas partes para entablar el diálogo. No hay plazo fijo para concluirlo.

Recope es una de las entidades públicas en que los pluses salariales superan de manera significativa el gasto por salario base.

Los incentivos representan el 44% del gasto total en remuneraciones, mientras el salario base equivale al 20% del total, según el Ministerio de Planificación.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, ordenó en setiembre la revisión de todos los acuerdos obrero-patronales vigentes en un total de 20 instituciones públicas.