Por: Juan Fernando Lara 3 septiembre, 2015

Juan Fernando Lara S.

Si los precios internacionales de los combustibles conservan su actual tendencia a la baja, los consumidores costarricenses podrían recibir otra reducción en la primera mitad de octubre.

En la primera semana de agosto, el precio promedio del barril de gasolina súper era $78,3. La semana pasada fue de $62,7, una diferencia de $15,6.

En el caso del barril de gasolina regular, este pasó de $72,5 a $60,3 ($12,2 menos) en el mismo lapso. El barril de diésel varió de $62,1 a $57,9 (-$4,2).

Si en la primera quincena de este mes siguen bajando los precios o se mantienen, la Refinadora Costarricense de Petróleo solicitará una rebaja en las tarifas en el próximo ajuste extraordinario del 11 de setiembre.

No obstante, los consumidores esperarán hasta octubre para ver la modificación.

De oficio, pasarán al menos 20 días antes de regir el cambio, pues los ajustes que solicita Recope primero se someten a consulta pública y, luego se publican en el diario La Gaceta .

Esto explica por qué, aunque los precios externos de los hidrocarburos varíen, pueden pasar semanas antes de que sus efectos se reflejen en el bolsillo de los costarricenses.