INS comenzó valoración de las pérdidas en viviendas

Por: Irela Fornaguera 27 agosto, 2014
El rompimiento de un tubo madre den Curridabat causó grandes destrozos en una vivienda.
El rompimiento de un tubo madre den Curridabat causó grandes destrozos en una vivienda.

Curridabat

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) deberá pagar los daños ocurridos en unas cinco viviendas de Pinares de Curridabat, debido al rompimiento de un tubo madre, esta madrugada.

De acuerdo con Otto Ureña, ingeniero de esa institución, para estos casos cuentan con una póliza del Instituto Nacional de Seguros (INS).

Ureña informó de que sólo una de las casas registra daños graves. Alexánder León, funcionario del INS, realiza las inspecciones ahí para valorar el monto a indemnizar.

Es "imposible calcular los daños provocados", manifestó Rebeca Soto, una de las afectadas. Ella vive con sus padres, que son adultos mayores, y un hermano.

"La casa está completamente inundada. La mayoría de muebles de la sala, comedor y las decoraciones son de bronce, importado todo de Irán.

"Logramos sacar tres carros pero hay tres vehículos inundados: un Porsche Cayenne y dos autos de colección (un Ford Mustang de 1964, un Packard de 1954). También quedó completamente perdido un camión grande" informó Soto.

"Todo está completamente cubierto de agua. Ya vinieron los peritos y los abogados pero ahora sólo queda esperar el trámite administrativo. Las pérdidas son millonarias", agregó.

Jahir Soto, hermano de la mujer, calculó que solo con esos carros se perdieron unos $160.000.

Desde las 8:30 a. m., el AyA está sacando el agua de la vivienda mediante dos bombas de achique, de dos y cuatro pulgadas. Se calcula que concluirían en unas seis horas.

Etiquetado como: