Por: Alberto Barrantes C. 20 diciembre, 2012

Los incentivos salariales que reciben algunos funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) serán sometidos a evaluación con la llegada del 2013.

La medida responde a que, en los últimos años, los sobresuelos representan un costo elevado para la institución, por lo que la Contraloría General de la República (CGR) pidió, en un informe, que se corrija la situación en el plazo de un año.

“Este llamado de atención del ente contralor se alinea con lo que nosotros habíamos determinado. Hay que corregir esta situación”, explicó Luis Fernando Campos, gerente administrativo de la CCSS.

En el 2011 el pago de incentivos representó ¢275.000 millones, lo cual equivale a un 32% de la partida de remuneraciones del seguro de Enfermedad y Maternidad.

El gerente administrativo Campos aseguró que hay 39 tipos de pluses salariales que no necesariamente están asociados a productividad, de los cuales ya hay cuatro que identificaron sin vigencia.

“Los sobresueldos de traslado horizontal a áreas rurales, la diferencia de escala salarial, un incentivo al inspector de leyes y otro que se llama ‘incentivo por asignación profesional’ requieren corrección”, agregó Campos.

Las autoridades empezarán a negociar estas reformas salariales con los sindicatos y con los trabajadores durante el primer trimestre del próximo año.