Camiones evaden zona de control sin ser castigados, pese a presencia de cámaras

Por: Vanessa Loaiza N. 4 marzo, 2013

La nueva estación de pesaje de Cañas, Guanacaste, empezó a funcionar en febrero para sancionar a los dueños de vehículos con sobrecarga. Solo hay un problema, casi no se levantan infracciones por falta de oficiales del Tránsito.

“Ellos (la Policía del Tránsito) nos dicen “dennos un chance” (para enviar un oficial) porque andan en Tilarán”, dijo Ángel Pablo Carrillo, quien estaba destacado en la estación el viernes pasado.

Según precisó, aunque en la sede detecten un camión con sobrecarga o sin los permisos respectivos para transporte pesado, no hay oficiales del Tránsito destacados en el sitio para sancionar a los infractores.

Y así lo reconoce Germán Marín, director de la Policía del Tránsito. De acuerdo con el jerarca, la responsable de atender la estación de pesaje es de la delegación de Cañas, que no tiene suficiente personal para destacar funcionarios las 24 horas.

Explicó que la delegación cuenta con 13 oficiales, distribuidos en tres turnos. Marín agregó que ellos tienen que cubrir la Interamericana Norte en el sector de Cañas, el cantón con el mismo nombre y zonas aledañas como Tilarán o Abangares. Esa población de oficiales fluctúa por vacaciones, días libres, incapacidades y suspensiones.

La estación de pesaje de Cañas es una de las dos sedes que operan desde febrero con un nuevo sistema electrónico para detectar sobrepeso en los camiones.

La otra está en Búfalo de Río Blanco, Limón, en la ruta 32, que comunica con San José.

Solo en la estación de Cañas se reciben entre 300 y 400 camiones al día. Hasta el viernes pasado no tenían contabilizados cuántos vehículos pudieron marcharse sin el parte respectivo por falta de inspectores. A eso se suma un número tampoco cuantificado de conductores de carga pesada que evaden el puesto de control.

Según explicó Carrillo, los vehículos y el número de placa quedan registrados en las cámaras de vigilancia, pero tampoco se les puede levantar un parte.

Marín confirmó que aún está pendiente la redacción de un reglamento que permita la aplicación de multas impersonales, con ayuda de equipos electrónicos como las cámaras en carreteras.

A principios de febrero, Carlos Rivas, director legal del Consejo de Seguridad Vial, sostuvo que ese y otros reglamentos derivados de la ley de tránsito deberían estar listos en este semestre.