Por: Carlos Eduardo Vargas 3 enero, 2013

Peñas Blancas. La agilidad de los servicios migratorios, aduaneros y de seguridad del puesto fronterizo de Peñas Blancas se puso a prueba con el ingreso de miles de personas que disfrutaron de las fiestas de fin y principio de año fuera del país.

La Dirección Regional de Migración y Extranjería detalló que muchos vacacionistas –en su mayoría nicaraguenses– iniciaron desde ayer el arribo al territorio nacional y prevé que hasta el domingo ese puesto sea igual de transitado.

Ayer esa entidad trabajó en el ingreso de unas 40.000 personas.

Para las autoridades de Migración y Extranjería, de Aduanas y de Fuerza Pública, este año la fluidez en la atención agilizó los trámites de ingreso.

Migración y Extranjería dispuso de 28 funcionario para esa tarea.

Allan Obando, comisionado de la Policía de Fronteras de la Fuerza Pública, señaló que con la implementación de la llamada “zona estéril” se redujeron los problemas originados por aquellas personas que no son usuarios.

Además, Obando destacó que en zonas aledañas al puesto fronterizo se reforzaron los efectivos.

“En total, hay 100 efectivos laborando en este operativo de fin y principio de año”, manifestó.

El operativo se mantendrá hasta el 13 de enero y los trámites migratorios tiene horarios de 6 a. m. a 12 medianoche.

Las largas filas para tomar un autobús y regresar a la capital es el único inconveniente al que se enfrentaron ayer los foráneos.